El consultor y exfuncinario del Municipio de Quito, Santiago Játiva, salió del país días antes de que el juez Marco Maldonado emitiera la orden de prisión en su contra. “Se fue mucho antes de que supiera de esta audiencia. Ni yo sé dónde está”, comentó ayer, 19 de julio de 2017, su abogado, Stalin López, en la Corte Nacional de Justicia, tras conocer el fallo de Maldonado.

En ese lugar se realizó la audiencia de vinculación de Játiva, de 48 años, y de Antonio Mosquera Salcedo, de 76 años. Ambos fueron acusados bajo la figura de coautores de lavado de dinero que provendría de Odebrecht. Para Mosquera Salcedo, el juez dispuso arresto domiciliario por su edad.

Además, se ordenó la incautación de bienes y el congelamiento de las cuentas bancarias de los dos sospechosos. Mosquera es padre del exministro de Energía, Alecksey Mosquera, detenido desde el 21 de abril pasado junto con su tío político, Marcelo Endara. Ellos fueron los primeros acusados de haber recibido USD 1 millón de la firma brasileña.

LEA MÁS EN EL COMERCIO 

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.