close

Tras nueve meses de ofensiva, han conseguido arrebatar el control total de la ciudad al grupo Estado Islámico.

La bandera nacional sustituye en las calles a la de los yihadistas y tanto civiles como soldados festejaban la victoria.

La pérdida de Mosul supone un duro golpe para los extremistas. Durante sus tres años de control la consideraban su “capital” en Irak.

Confirmado.net / Euronews