close

Glas propone una auditoría de 40 años en el pasado y en el futuro

Durante su asistencia voluntaria ante la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, que investiga el caso de corrupción con Odebrecht, el vicepresidente de la República, Jorge Glas, alertó sobre un intento de golpe de Estado. Empezó su intervención aclarando que llegó por pedido de él mismo, ya que es un ciudadano “que ha enfrentado una campaña de destrucción de imagen, orquestada con el apoyo de ciertos medios de comunicación”.

Por eso advirtió sobre un golpe blando, como ocurrió en Brasil con Dilma Rousseff. “Primero es Glas, después Lenín, después Rafael, y luego vendrán por todos nosotros”. Lo remarcó ante un auditorio lleno en el Salón José Mejía Lequerica, que incluyó a legisladores de oposición que buscan enjuiciarlo políticamente. “Me han hablado de responsabilidad política, he dado respuestas políticas”. Reveló datos sobre su reunión con el empresario Marcelo Odebrecht por la reparación de la hidroeléctrica San Francisco que, en un principio, la compañía se negó a asumir.

“Yo sé que están usando esto políticamente para favorecerse ustedes, eso es lo que está haciendo su gobierno y su Presidente, comprendemos, trabajamos en muchos países, creo que estábamos en algún proceso de constituyente, no recuerdo con claridad, entonces, ganen nomás votos y después regreso con la proforma de la reparación”, le dijo Marcelo Odebrecht a Glas, según su relato.

LEA MÁS EN EL TELÉGRAFO