Son cada vez más los rastros digitales que dejamos en Internet y más fuertes los algoritmos que revelan los más íntimos detalles personales. Michal Kosinski dijo a DW en el GMF: “la privacidad ya no existe”.

Las sociedades tienen que imponer límites, y hacerlos respetar.

Información completa en DW.COM

Confirmado.net

- Publicidad InText -