close

Últimos días de clases en la Sierra se viven con tensión

En esta etapa del año lectivo, dos emociones sienten los estudiantes, en Quito: deseo de salir de vacaciones y nerviosismo, debido a los exámenes de fin de quimestre. Algunos, desde estos días de junio, y otros, hasta inicios de julio, despedirán el ciclo 2016-2017, tras haber acudido a clases 200 días. Ciertos establecimientos particulares cierran el año antes, todo depende de si han tenido actividades de fin de semana, que les permitan completar el cronograma.

Resolver cuestionarios, repasar temas de materias “difíciles”, revisar las calificaciones y entregar premios a deportistas. Esas son las últimas actividades que se llevan a cabo en las aulas y los patios de colegios como Spellman, Sauce y técnico Pedro Echeverría.

Los estudiantes del Colegio Spellman, en Cumbayá, rindieron las evaluaciones correspondientes al último parcial, la semana pasada. A la par, los docentes les entregaron las notas y el resumen de asistencias, para que las justifiquen. Otra actividad de cierre es la revisión de los temas que los estudiantes no comprendieron en el último quimestre. Las guías de estudio con áreas relevantes en materias como Matemática o Química son parte del material.

LEA MÁS EN EL COMERCIO