En los próximos siete meses, el nuevo ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, deberá resolver cuatro problemas en materia fiscal. El principal y más urgente es hallar financiamiento para cubrir las obligaciones que se mantienen con una serie de acreedores.

Pero el Fisco también enfrenta un precio del crudo que no termina de estabilizarse y una lenta recuperación de los ingresos tributarios. Además, deberá definir las medidas para cumplir con ofrecimiento de su Gobierno de implantar la austeridad fiscal.

De la Torre explicó el lunes 5 de junio del 2017 que solo el déficit -es decir los recursos que se necesitan para cubrir los gastos en este año- asciende a USD 4 558 millones.

A más de ese valor, el Gobierno necesita hallar financiamiento para pagar las obligaciones de deuda, preventas, préstamos con el Banco Central. En total, el Fisco necesita este año entre USD 12 500 millones y 13 000 millones.

LEA MÁS EN EL COMERCIO