Angela Merkel había dejado de hacerse ilusiones desde hace días. “Toda la discusión sobre el tema del clima fue muy insatisfactoria”, dijo la canciller alemana, con sorprendente claridad, tras la cumbre del G7 en Italia. Sus palabras no sonaban muy optimistas. Y ahora, Donald Trump da efectivamente la espalda al acuerdo.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net