Niño de hoy, tecnológico que demanda atención de padres

Las piezas son de plástico, coloridas y montables, con interruptores, focos y bocinas, y caja para batería. Ricardo Torres, profesor de Robótica, muestra a escolares de entre 7 y 9 años un circuito eléctrico y dice que busca explicarles cómo funcionan ciertos aparatos que tienen en casa: timbre y focos.

Otros escolares del Copol han armado con él brazos eléctricos o grúas, utilizando palos de helado, cajas de dentífricos y, por supuesto, cables, baterías e interruptores. El profesor dice que la enseñanza en este caso radica en “cómo hacerlo”.

Carlos Naranjo, de casi 40 años, gestor de Comunicación del Copol, cuya niñez transcurrió en los ochenta, observa la clase y atina a decir que cuando estaba en colegio recién armó un circuito eléctrico con cartón prensado, cable, foco y enchufe. Y al aludir que los niños hoy utilizan tablets en ciertas clases para buscar información en la internet comenta que la diferencia educacional respecto a su tiempo “es abismal”.

LEA MÁS EN EL UNIVERSO