14 millones se destinan para brazaletes electrónicos

En total, 50 personas ya hacen uso, por disposición judicial, del dispositivo de vigilancia electrónica que desde este año se aplica en Ecuador como una medida alternativa a la cárcel. Entre quienes pueden acogerse a este sistema están los procesados por delitos menores. Además, sirve como una medida cautelar para quienes guardan arresto domiciliario.

La ministra de Justicia, Ledy Zúñiga, apuntó que este sistema “también ayuda para que quienes ya han cumplido un porcentaje importante de la pena no permanezcan hasta el final dentro de los centros”.

Zúñiga reveló que 4.000 más están en proceso de compra, aunque no especificó su procedencia, y que en este proyecto se invierten unos 14 millones de dólares. Cree que el Estado ahorrará recursos.

Ricardo Camacho, experto en temas de seguridad, aseveró que esta estrategia ha tenido “mucho éxito en varios países” tanto de América Latina como de Europa. “Son muy pocas las personas que se sueltan el brazalete porque saben que pueden retornar a la cárcel y tienen una condena mayor por haber abusado de la buena fe del Estado”, dijo Camacho.

LEA MÁS EN LA HORA 

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: