HISTORIA: “Mi hijo murió en 1994 pero su corazón acaba de parar de latir”

“La primera vez que percibí el peligro fue cuando un coche oscuro se nos acercó por atrás y permaneció así un rato”.

Lo cuenta Reg Green, mientras recuerda la noche del 29 de septiembre de 1994 en la que unos extraños dispararon y mataron a su hijo de siete años, Nicholas, en el sur de Italia.

Fue una tragedia que llevaría a multiplicarse la tasa de donaciones de ese país, aunque nada de eso podía imaginarse Green cuando se sintió perseguido por aquel auto negro.

“Poco después empezó a adelantarnos y yo me relajé, creyendo que no estaba pasando nada malo”.

Sin embargo, el auto no adelantó el vehículo en el que viajaba la familia, sino que comenzó a avanzar en paralelo.

Fue entonces cuando Green y su esposa, Maggie, oyeron los gritos.

LEA MÁS BBCMUNDO

Confirmado.net