close

Ministerio de Defensa revisará el protocolo de traslado de militares

Deonicio Ortega espera que un milagro salve la vida de su hijo Ricardo Ortega. Esta mañana los doctores que lo atienden en la Unidad de Cuidados Intensivos en el cuarto piso del Hospital de Especialidades FF.AA N°1 (Hospital Militar) lo ‘derrumbaron’. Le dijeron que la esperanza de vida de su hijo era “casi nula”. El militar de 22 años es uno de los 20 heridos que dejó el accidente del último miércoles a 2 kilómetros de la ciudad de Gualaquiza (Morona Santiago).

En el automotor militar se trasladaban 24 miembros de la unidad 85 62 de Zamora. De ellos, según el ministro de Defensa, Ricardo Patiño, 4 fallecieron: 2 en Gualaquiza y 2 en el Hospital Militar en Quito. “Lamentablemente su situación era delicada, su órganos principales estaban afectados, no soportaron y fallecieron”.

En el caso de los fallecidos, el ministro Patiño detalló que se entregará un fondo mortuorio a los familiares de las víctimas, que cuentan con un seguro, además de recursos propios de sus ahorros. Adicionalmente cuentan con un seguro médico especial por el transporte. Ortega siempre quiso ser militar. Ingresó a esa unidad, de donde es oriundo, hace tres meses, “y era el hombre más feliz del mundo”, cuenta su papá. “Me pedía que lo apoye, que era su sueño, y así lo hice, hicimos todo para ingrese”.

 

LEA MÁS EN EL TELÉGRAFO