Siete medios incurrieron en censura previa

Siete medios de comunicación incurrieron en censura previa. Lo informó el Superintendente Carlos Ochoa Hernández, en rueda de prensa, en relación el proceso administrativo que la Superintendencia de la Información y Comunicación (SUPERCOM) inició en contra de diarios El Comercio, La Hora, Expreso, El Universo y los canales Televicentro, Teleamazonas y Ecuavisa.

La denuncia fue planteada por el Observatorio Ciudadano por una Comunicación de Calidad, en la cual se señaló una posible infracción al artículo 18 de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) luego de no publicar la información difundida por el diario argentino Página 12, sobre el patrimonio de uno de los candidatos a la Presidencia de la República.

“(…) Se omitió a la ciudadanía dicha información por lo que se incurrió en censura previa, razón por la que se sanciona a los medios con diez salarios básicos y se los motiva a mejorar sus prácticas periodísticas”, informó el Superintendente.

El artículo 18 prohíbe la censura previa. “Los medios de comunicación tienen el deber de cubrir y difundir los hechos de interés público. La omisión deliberada y recurrente de la difusión de temas de interés público constituye un acto de censura previa”, señala la normativa vigente desde junio de 2013.

El titular de la SUPERCOM, en primer lugar, recordó que el artículo 56, literal 2, señala que una de las atribuciones de la Superintendencia es atender, investigar y resolver las denuncias o reclamos formulados por las personas naturales o jurídicas en materia de derechos a la comunicación, desvirtuándose por completo las críticas de haber dado paso a la denuncia.

Añadió que la información fue emitida por un Diario fundado en 1987 y que en la actualidad, tiene un tiraje de 700.000 ejemplares, además que es uno de los principales medios multimedia de Argentina con medio millón de visitas diarias. Esto luego de que la defensa de los accionados, durante el proceso, asegurara que la información provino de un pasquín.

“Bastaba generar una investigación sobre la información del Diario Página 12, para luego de la correspondiente evaluación sobre la veracidad o no de la misma, decidir sobre su publicación o no”, sostuvo el Superintendente, recordando que la Ley dispone respetar los presupuestos constitucionales de verificación, oportunidad, contextualización y contrastación, así como abstenerse de omitir, intencionalmente, información de relevancia pública o interés general.

Ante esto, el Superintendente planteó: “¿El patrimonio de un candidato a la presidencia, sus orígenes y el lugar donde este se encuentra, es o no un hecho de interés público?”.

Además, en ningún momento se pretendió imponer noticias a los medios. “La Ley no permite dicha situación y jamás durante su vigencia se lo ha hecho, como tampoco se ha tratado de incidir en su línea editorial. Esto fue evidente en el pasado proceso electoral, la prueba más fehaciente es que este proceso, por las cuestiones lógicas de su desarrollo, se ventila una vez concluidas las elecciones”, expresó Ochoa.

Finalmente, recalcó que constituye un error decir que publicar dicha información durante el proceso habría violado el Código de la Democracia y la propia Ley de Comunicación, como lo afirmaron los representantes de los medios en las audiencias de sustanciación. “(…) Bajo ese mismo criterio, ningún detalle sobre el patrimonio, la ideología, los antecedentes profesionales, las propuestas de los candidatos, en fin, podrían ser analizados, lo que exigen ambas leyes es que cualquier información, cualquiera, cuente con los presupuestos de verificación, oportunidad, contextualización y contrastación que avalen su veracidad”.

Confirmado.net / SUPERCOM

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.