Subversión made in USA (Análisis) Mario Ramos

Existe una franquicia, esa sí verdadera franquicia, nos referimos a los “golpes de Estado suaves/blandos” o “revoluciones de colores”, no al cliché que durante 10 años ha endilgado la oposición subversiva al proceso de la Revolución Ciudadana: la supuesta franquicia bolivariana, como si Bolívar fuera ajeno a nuestra historia.

Esa franquicia se ejercitó copiosamente en varios lugares del mundo y provocaron el derrocamiento de gobiernos legítimos, por ejemplo, en Georgia en noviembre de 2003, Eduard Schevernadze es derrocado por la “revolución de las rosas”; Ucrania, diciembre de 2004, la “revolución naranja” pone en el poder a Víctor Uchenko, pro OTAN; en Kirguistán, marzo de 2005, la “revolución de los tulipanes” derroca al presidente Askar Akayev. Todos esos gobiernos tienen un denominador común, no eran del agrado de los EE.UU y a todos se les aplicó la misma franquicia discursiva: autoritarios, populistas, etcétera, etcétera.

LEA MÁS CENAE

Confirmado.net

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: