Lasso y Macri, el doble de mentiras (OPINIÓN) María Caridad Vásquez

La campaña política de la derecha en el Ecuador, es una fiel copia de la última campaña política de Argentina. Sigue un guión bastante sencillo: ofrecer empleo, reducir burocracia y unir al país.

Sus duros contenidos sociales se ocultan en formas más sutiles. El candidato Lasso debe mostrarse juvenil, exitoso y con una sonrisa lo menos falsa posible. Las “fachas” de Macri y Lasso son casi exactas, camisas blancas con mangas recogidas, pantalones casuales, como cualquier ejecutivo que cruza la calle. Sus esposas son parte del atuendo, como adornos decorativos. Se muestran junto a ellos en silencio y repartiendo sonrisas. No hay para más.

Es una campaña que enamora temporalmente, pues usan los símbolos y palabras que se quieren ver y oír en una campaña. Macri usó el slogan: “Dos millones de empleos”, Lasso su gemelo se recorre el país con la frase: “Un millón de empleos”. Son los típicos candidatos en donde se les construye la imagen y el contenido, metidos en microondas y con el mismo sabor.

A esta derecha se le cae la careta, y se le descubren sus reales intenciones. Argentina se hunde, según el “Observatorio de la deuda social Argentina de la Universidad Católica”, hay 13 millones de pobres, la pobreza pasó de 29% a finales del 2015 a 32,9 % en el tercer trimestre 2016. Implica un incremento de 1,5 millones de pobres nuevos. La indigencia se incrementó de 5,4% al 6,9%, es decir 600 mil indigentes más.

Lasso y Macri son neoliberales millonarios, que se enriquecen de las necesidades de los pobres, y sacan sus dineros a paraísos fiscales. Según la periodista Cynthia García del medio de comunicación “Página 12”, Lasso estaría asociado a 49 empresas en paraísos fiscales y en solo un año, entre 1999 y 2000, su fortuna paso de 1 millón a 31 millones de dólares, gracias a la especulación de bonos emitidos tras el feriado bancario. La administración de su gemelo, Mauricio Macri le perdonó $70 mil millones de pesos (1 dólar equivale a 15,63 pesos) a “Correo Argentino S.A”, la empresa propiedad de Franco Macri, padre del presidente.

Lasso se ha llenado la boca con el “recorte” de los sectores de educación, salud, y seguridad. Macri lo cumplió al pie de la letra, hasta noviembre del 2016 se han despedido a 232.286 personas. Las tarifas del agua, se incrementaron de 300% a 500%, en el caso de la luz, el “ajuste” llega a un 700%.

“¡Qué se puede esperar de un pueblo de ignorantes!” fue el mensaje borrado de Fidel Egas en Twiter, cuando fuimos a segunda vuelta. Otro banquero al que le apesta el pueblo, y que se ha enriquecido de sus “ignorantes”, ahora sale a la luz para apoyar a su par. Una muestra más de que a estos, lo último que les importa es la gente.(O)

Confirmado.net