En una declaración escrita por LATAM Airlines Ecuador sobre el rayo que golpeó a una de sus aeronaves durante su vuelo a Madrid, la compañía aérea difundió lo siguiente:

El Boeing 767, con ruta GYE – MAD – GYE, tuvo que retornar al Aeropuerto José Joaquín de Olmedo debido a un evento meteorológico imprevisto.  Además la compañía aseguró que la maniobra para el retorno se hizo dentro de los estrictos protocolos de seguridad, y que en ningún momento se comprometió la seguridad del vuelo de los pasajeros, ni la tripulación a bordo.

Previo al aterrizaje, las autoridades aeronáuticas y los controladores aéreos del Aeropuerto de Guayaquil definieron que la aeronave debía liberar cierta cantidad de combustible para reducir su peso. Esta técnica se la conoce como Fuel Dumping o Fuel Jettison y se ejecuta a una altura en que el combustible se evapora y no llega al mar, de forma que no representa riesgos para el medio ambiente, según lo informaron en su comunicado.

LEA MÁS EN EL UNIVERSO 

- Publicidad InText -