- Publicidad Top Ad -

Familias vestidas de blanco, rojo, azul y de otros colores caminaban presurosas para llegar a tiempo al malecón de Salinas y despedir allí el 2016, donde como es costumbre se había programado un espectáculo de luces y show musical para recibir el Año Nuevo.

El retumbar de los fuegos artificiales en el cielo apresuraba a los visitantes, muchos con sus monigotes en los hombros.

En la arena se establecieron zonas para la quema de años viejos. Las llamativas y coloridas creaciones de papel, cartón, madera eran arrojadas al fuego, que las consumía en 10 minutos. Abrazos y buenos deseos se compartieron en la orilla de la playa, a la vista de miles de turistas copando el malecón de este balneario peninsular.

LEA MÁS EL UNIVERSO

- Publicidad Inline Ad -

Confirmado.net

- Publicidad InText -