El periodista que apagó la cámara para auxiliar a los de Chapecoense

David Esteban Blandón llegó a Cerro Gordo -esa montaña de La Unión ahora convertida en camposanto- caminando a tientas en medio de cultivos de fríjol. Antes había subido por una loma, sin linterna, apenas guiado por las voces de los rescatistas que luchaban contra el lodo intentando divisar el avión.

Eran las 11: 45 de la noche. Había sido tanta la premura, que David no alcanzó a ir por las cámaras hasta la oficina del portal MiOriente.com, un medio de comunicación de Rionegro en el que trabaja hace casi un año. Se llevó una Canon T5 que tenía en la casa y el celular.

LEA MÁS EL ESPECTADOR COLOMBIA

Confirmado.net

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: