Los trámites para solicitar el Bono Joaquín Gallegos Lara fueron simplificados

Con el objetivo de facilitar el acceso al Bono Joaquín Gallegos Lara (BJGL), el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) redujo el número de requisitos – de 12 a 3–  que deben presentar las personas con discapacidad severa para acceder a esta transferencia económica. Ahora, sólo con la cédula de ciudadanía, una planilla de servicios básicos y el certificado del Ministerio de Salud Pública, pueden acercarse a cualquiera de las 40 ventanillas de atención del MIES a nivel nacional y registrar su solicitud para ser considerado como beneficiario del BJGL.

Ese es el caso de Ruth Macías, su hija de 3 años de edad tiene discapacidad severa, padece espina bífida e hidrocefalia. Su familia es de bajos recursos económicos por lo que aplicó para acceder a este servicio. “Fue rápido, sólo presenté la cédula de ciudadanía, una planilla de servicios básicos y el certificado del Ministerio de Salud Pública y quedé registrada”, señaló.

Al poco tiempo recibió la visita de una técnica del área de Discapacidades del MIES y en menos de 15 días pudo cobrar los primeros 240 dólares, una trasferencia económica mensual que entrega el Estado a una persona responsable del cuidado de una persona que padece de discapacidad física o intelectual severa.

Así mismo, Jenny Montalvo accedió rápidamente al bono para su hijo Andrés, de 21 años, quien tiene discapacidad física e intelectual severa del 99%, casi no puede hablar y está postrado sobre una silla de ruedas. “Esa es la mejor ayuda que podemos recibir, con el dinero del Bono podemos cubrir toda la medicación que debe tomar. Sin la ayuda económica del gobierno sería muy difícil seguir con el tratamiento para mi hijo”, subrayó.

Como parte del servicio para este sector de la población, Jenny también recibe capacitaciones sobre temas relacionados al cuidado de personas con discapacidad. Además, se reúne y comparte sus experiencias con otras madres y padres que tienen casos similares al de su hijo. Reconoce que gracias a las actuales políticas públicas este sector poblacional es visibilizado y ahora conocen cuáles son sus derechos.

Periódicamente los técnicos del BJGL realizan visitas domiciliarias de seguimiento a los cuidadores de las personas con discapacidad para garantizar la corresponsabilidad en la calidad del cuidado y el buen uso del bono. Es decir, que cubra sus principales necesidades como: vestimenta, salud, alimentación, educación, cultura, deporte, aseo y movilización en servicios públicos.

El BJGL nació como parte del programa Misión Manuela Espejo. El MIES entrega esta transferencia económica desde 2014 tras la firma de un convenio con la Secretaría Técnica de Discapacidades.

El BJGL atiende a las personas con discapacidad severa, a los menores de 14 años con VIH-SIDA y personas con enfermedades catastróficas raras y huérfanas definidas por el Ministerio de Salud Pública. Actualmente a nivel nacional, más de 22 mil personas con discapacidad severa y sus familias son usuarios y beneficiarios del bono.

Confirmado.net / MIES

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: