Descubra el origen de la colada morada y las guaguas de pan

    En el último día de feriado, la Alcaldía de Quito le invita a visitar el Museo de Sitio Tulipe, ubicado en la parroquia Nanegalito, el Parque Arqueológico y Ecológico Rumipamba, situado en la avenida Mariana de Jesús y calle Nuño de Valderrama y el Museo de Sitio La Florida, localizado en la calle Antonio Costas y Román, barrio San Vicente de La Florida.

    Con esta visita usted podrá conocer cómo nació la tradición de la colada morada y las guaguas de pan y disfrutar en la preparación y degustación, de estos alimentos propios de la festividad de difuntos.

    Así el domingo 6 de noviembre la elaboración y degustación de la colada morada y guaguas de pan se realizarán solamente en los Museos de Sitio La Florida y Tulipe.

    Según varios estudios, el culto a los muertos era una práctica de nuestros antepasados precedentes a la conquista española.

    Los sitios funerarios a veces erigidos en montículos artificiales o tolas, eran lugares sagrados donde se enterraban a los muertos. Se lo hacía frecuentemente en grandes vasijas funerarias, junto a sus artículos más preciados y ofrendas en comida. Creían que algún día despertarían en una nueva vida.

    Una investigación de la Universidad de las Américas (UDLA), titulada “colada morada y guaguas de pan .La esencia de celebrar  nuestras memorias “, indica que la historia de este come y bebe festivo se inició hace miles de años en la cultura Quitu, que vivía en las faldas del Pichincha.

    La chef Gabriela Jácome, que fue parte de la investigación manifiesta que: “los QuituCara celebraban a sus muertos con grandes comidas y festines, hacían una preparación a base de maíz morado porque pensaban que veníamos de este producto”.

    Las guaguas de pan  al parecer, es una imposición de la Iglesia Católica, pues a la llegada de los españoles   se encontraron con una costumbre que para ellos era profana  además de antihigiénica; los habitantes andinos tenían la costumbre de momificar a sus muertos y sacarlos a pasear  por sus poblados para que reciban la bendición de la luz del día, la luminosidad del dios sol. Para evitar esta práctica pagana se comenzó a utilizar productos como el maíz y el trigo para hacer panes con formas de humanos para recordar a los difuntos

    Las investigaciones arqueológicas han demostrado que Nuestros ancestros creían en la vida del más allá y establecieron una posible relación entre las personas y los seres del otro mundo.

    Entre las importantes tradiciones de los rituales funerarios indígenas estuvo el alimentar a los difuntos. Por ello, cuando alguien moría, luego de velarlo durante aproximadamente cinco días, se acostumbraba a llevar ofrendas de alimentos a las tumbas para que el muerto continúe con su nueva forma de vida.

    Antes de la llegada de los españoles, los indígenas ya preparaban una bebida similar a la mazamorra negra que se denominaba sango que fue el referente que tomaron los españoles para dar origen a la colada morada.

    Actualmente, en el Ecuador esa fecha se celebra con una amplia variedad de tradiciones indígenas y ritos católicos, que varían en cada uno de los rincones del país: personajes, vigilias, oraciones y una diversidad de platos típicos de estas fechas, forman parte de esta celebración.

    A pesar del paso del tiempo, se siguen conservando rituales que reflejan la más pura tradición ancestral ecuatoriana. Por la gran importancia y características muy peculiares, esta celebración constituye parte del amplio patrimonio cultural inmaterial ecuatoriano.

    En nuestra cultura existen muchas formas de expresar el sentimiento de fraternidad con los difuntos, pero aun cuando la iglesia católica todavía tiene gran injerencia, las costumbres ancestrales de nuestros pueblos aún se mantienen, y con ellas una identidad propia que nos identifica alrededor del mundo que nos hace sentirnos profundamente orgullosos de nuestras raíces.

    Para más información comunicarse a los teléfonos: Museo de Sitio Tulipe: 3629605, Museo de Sitio La Florida: 3803043 y Parque Arqueológico y Ecológico Rumipamba: 2242313.

    Confirmado.net / IMP

    - Publicidad Bottom Ad -