Dos agentes de la Policía fueron asesinados en incidentes separados la madrugada de este miércoles (02.11.2016) en Des Moines (Iowa), en ataques que la prensa local ha calificado como “emboscadas”, pues los uniformados se encontraban en sus vehículos al momento de ser abatidos. Tras oírse los disparos, vecinos llamaron al número de emergencias, lo que permitió a los policías encontrar a sus colegas.

“Los dos agentes han muerto. Los disparos parecen haber sido ataques por sorpresa”, indicó el Departamento de Policía de Des Moines en un comunicado. Uno de los policías fue encontrado muerto alrededor de las 01.00 hora local (07.00 GMT) en Urbendale, un suburbio de Des Moines, mientras que el segundo cuerpo fue hallado media hora después, en un área cercana en la ciudad, capital del estado de Iowa, según el canal NBC.

LEA MÁS DW.COM

Confirmado.net