Conflictos en materia de Familia pueden solucionarse con la mediación

    - Advertisement Article Top Ad -

    A través del Centro Nacional de Mediación de la Función Judicial y sus 127 oficinas en todo el país, las personas pueden alcanzar acuerdos sobre fijación, aumento o disminución de la pensión para hijos, mujer embarazada, alimentos congruos y régimen de visitas.  

    En Ecuador, de enero a julio del 2016, ingresaron 42678 causas de las cuales 20173 (47,26%) corresponden a materia de Familia. De estas, el 86% corresponden a asuntos de alimentos. 

    Ailen Borrego acudió a una oficina de mediación de Pichincha y en dos horas consiguió fijar la pensión alimenticia para su hijo. “Ahorré tiempo, dinero y mi ex pareja está cumpliendo con lo que firmó en el acta”, relató.

    En la materia de Familia, el mayor porcentaje de acuerdos logrados con mediación tiene que ver con pensiones alimenticias. En Pichincha, de enero a julio del 2016, ingresaron 14.106 casos en esa materia.  

    - Advertisment Article Inline Ad -

    María Fernanda Fabara es abogada en libre ejercicio desde hace nueve años. Ella explica que cada vez más personas se interesan en lograr acuerdos a través de la mediación. 

    En su labor diaria esta abogada acostumbra presentar a sus clientes la alternativa de solucionar sus conflictos a través de la mediación debido a la agilidad y el beneficio que perciben ambas partes. El acta de acuerdo que suscriben los involucrados tiene el mismo valor de una resolución judicial. 

    Sistema Único de Pensiones Alimenticias (SUPA)

    Con la ayuda de un mediador y a través de la firma de un acta que tiene la misma validez de una resolución judicial se puede fijar el monto de la pensión alimenticia, la forma de pago y la cuenta bancaria en la que será depositado el dinero.  

    Para ello, se utiliza el Sistema Único de Pensiones Alimenticias (SUPA), que asigna un código de tarjeta con el que tanto los alimentantes como los beneficiarios pueden tener información directa del proceso de depósito y cobro de las pensiones. Con esto además se garantiza que los derechos de los niños, niñas o adolescentes se cumplan.

    Las personas beneficiadas son los hijos menores de edad, salvo los emancipados voluntariamente que tengan ingresos propios. De igual forma, los adultos (hasta la edad de 21 años) que demuestren que se encuentran cursando estudios en cualquier nivel educativo; y, las personas de cualquier edad que tengan alguna discapacidad.

     

    Por la vía de la mediación se pueden establecer también valores por alimentos congruos, es decir, pensiones que permitan subsistir a cónyuges, padres, hermanos, entre otros.

    Asimismo, desde el momento de la concepción, la mujer embarazada tiene derecho a una pensión para atender sus necesidades de alimentos, salud, vestuario, vivienda, parto, y período de lactancia por un tiempo de doce meses contados desde el nacimiento del hijo.  

    En el acta de acuerdo suscrita se establecen los valores a pagar por parte del padre del niño o niña en gestación.

    Confirmado.net / Consejo de la Judicatura

    - Advertisement Article Bottom Ad -