Treinta personas privadas de la libertad se gradúan de bachilleres gracias a programa gubernamental de rehabilitación

    - Advertisement Article Top Ad -

    Ni la edad ni su condición de estar privado de la libertad minaron sus ganas de enmendar sus errores del pasado y ser un ejemplo para su familia. En un pequeño auditorio del Archivo Histórico de Guayaquil permanecía este lunes sentado en primera fila y mostraba con orgullo el diploma que le otorgaron por su desempeño estudiantil.

    Se trata de Danilo Bustamante, de 55 años de edad, quien forma parte del grupo de 30 personas privadas de la libertad (PPL) que consiguieron culminar sus estudios secundarios en el marco de los programas de rehabilitación social que aplica el gobierno en el sistema penitenciario ecuatoriano.

    Al igual que sus compañeros, vestido con una camisa naranja, jean, muceta y birrete azul, Danilo escuchó atentamente los discursos que se pronunciaron en la ceremonia oficial que marcó su incorporación de bachiller, a través del sistema semipresencial del colegio fiscomisional San Juan Bosco.

    “El hecho de estar privados de la libertad no significa que hemos perdido las esperanzas. He querido demostrarle a mi esposa y a mis hijos que puedo salir adelante y si mis hijos son profesionales yo también lo seré”, expresó el hombre, quien aseguró que ahora continuará una carrera universitaria para cuando recupere su libertad aplicar los conocimientos adquiridos.

    - Advertisment Article Inline Ad -

    La ministra de Justicia, Ledy Zúñiga, quien acudió como testigo a la ceremonia de incorporación, indicó que al momento en Ecuador hay unas 7.000 personas privadas de la libertad que están cursando algún tipo de estudio en los centros carcelarios del país.

    La funcionaria indicó que este programa consiste en una verdadera política de rehabilitación, al tiempo que recordó las épocas pasadas cuando los centros penitenciarios se habían convertido en unas “universidades del delito”.

    “Esto antes era impensable, esta es una muestra de que la rehabilitación social avanza en nuestro país. Antes teníamos cárceles donde solo se reclutaba a la gente asistiendo a la universidad del delito como se las conocía, ahora los privados de libertad están motivados, estudian para reinsertarse en la sociedad”, manifestó la ministra, quien indicó que la semana pasada en la ciudad de Cuenca (sur) se incorporó el primer PPL con una maestría.

    Adicionalmente, los centros de detención desarrollan otros programas de capacitación artesanal, cultural, de primeros auxilios y otras temáticas a favor de la población carcelaria.

    Las autoridades del ramo otorgaron medallas a los tres mejores bachilleres Mario Guillén, Jorge Pita y Diego Morales, quienes sacaron promedios cercanos a los 10 puntos.

    Guillén agradeció a Dios por esta oportunidad y reconoció el apoyo del Ministerio de Justicia por haber implementado los procesos de estudio en los centros de rehabilitación, que les permite prepararse para encarar el futuro con esperanza.

    Luego de una hora de ceremonia, los nuevos graduados  expresaron con una copa de champaña y abrazos a sus familiares, que fueron invitados al acto, su satisfacción por haber alcanzado una meta en sus vidas.

    Entre ellos estuvo Danilo Bustamante, quien abrazó a su orgullosa esposa, a la que junto a sus hijos, considera su inspiración para salir adelante y dejar atrás sus errores.

    Confirmado.net / Andes

    - Advertisement Article Bottom Ad -