El presidente Rafael Correa recorrió este miércoles el centro urbano del cantón Rocafuerte, en la provincia de Manabí, afectado por el terremoto que asoló la región costera del país el pasado 16 de abril, dejando al menos 655 víctimas fatales, miles de heridos y daños considerables en la infraestructura.

Muchas gracias presidente por su visita”; “no se olvide de nosotros” y “viva el presidente Correa”, le dijeron habitantes de esta localidad que acudieron al encuentro sorpresivo con el Jefe de Estado .

El presidente ha mantenido su agenda de trabajo básicamente en las provincias impactadas por el movimiento telúrico, donde ha podido constar de primera mano la magnitud de los daños y la cantidad de pérdidas humanas, que obligaron al ejecutivo a decretar el ‘estado de excepción’ a nivel nacional y posteriormente el luto nacional por ocho días.

- Advertisment Article Inline Ad -

Entre los encuentros espontáneos que tuvo con los habitantes una de las monjas del convento de Rocafuerte le dijo al mandatario: “Presidente, estamos rezando por usted para que todo salga bien”, a lo que le respondió: “gracias, necesito mucho de esos rezos”.

Tras caminar varias calles acompañado de las autoridades de la provincia y del ministro coordinador de Seguridad, César Navas, y del pueblo que se le sumó para agasajarlo, el mandatario se trasladó al hospital ‘Nathalia Huertas de Niemes´.

Un grupo juvenil de Sosote, comunidad del cantón Rocafuerte, acudieron a recibir al Presidente para expresarle su disposición de colaborar en las labores de recuperación de su localidad.

“Somos más de 50 jóvenes; nos hemos ocupado voluntariamente de ayudar a distribuir la ayuda entre los ciudadanos y ya tenemos censadas las casas destruidas y queremos que el presidente Correa nos ayude a recuperarlas”, afirmó a Andes Mariel Pinargote.

Confirmado.net / Andes

- Advertisement Article Bottom Ad -