Perú trajo vituallas, aviones, barcos, helicópteros, maquinaria y soldados del Cuerpo de Ingenieros

    11

    El presidente de Perú, Ollanta Humala, saludó este miércoles la rápida reacción del gobierno ecuatoriano tras recorrer las zonas afectadas de Manta (Manabí) que sufrieron graves daños a causa del terremoto ocurrido el pasado 16 de abril. “Saludar la rápida reacción del gobierno ecuatoriano y también saludar el ánimo que he podido apreciar ahora que he estado recorriendo con Rafael (Correa) el área de la zona cero, el área portuaria y ver ese ánimo de la gente que sigue batallando, que no se deja vencer por la adversidad y que más bien eso lo fortalece más”, expresó el mandatario peruano en una declaración conjunta con su homólogo ecuatoriano Rafael Correa.

    Humala se solidarizó con todo el pueblo ecuatoriano y lamentó las “pérdidas irrecuperables” ante la muerte de más de 600 personas tras la tragedia que enlutó al Ecuador y que dejó miles de heridos y damnificados que perdieron sus casas y sus trabajos.

    El jefe de Estado peruano llegó a Ecuador en horas de la tarde y junto a él “su granito de arena” para ayudar a los damnificados de la costa ecuatoriana: un buque Tacna proveniente de Perú llegó al puerto con más de 300 toneladas de ayuda, es decir con agua, colchones y alimentos.

    A bordo de la nave hay un hospital itinerante, que incluye un centro quirúrgico y médicos de diversas especialidades, con el propósito de atender a los heridos del desastre.

    “Por más previsiones que se puedan tomar no podemos nosotros compararnos con la fuerza de la naturaleza, pero si podemos unir fuerzas para enfrentar esto y salir adelante como tiene que ser en los pueblos hermanos (…) El Perú está presente en los momentos difíciles que está viviendo hoy día el Ecuador”, puntualizó.

    Por su parte, el mandatario ecuatoriano agradeció el gesto de Humala al apoyar al Ecuador desde el momento en que ocurrió la tragedia.

    “Pese a que el dolor es inmenso más grande es la voluntad de nuestro pueblo para salir adelante”, dijo Correa, quien recordó que esta tragedia ocurre 67 años después de un terremoto de igual magnitud cuyo epicentro fue en la ciudad de Ambato (centro).

    “No es que el presidente Humala ha traído un granito de arena, ha traído la playa entera, porque en las horas inmediatas al desastre envió a más de 100 rescatistas, que hicieron un extraordinario trabajo”, recordó el Jefe de Estado ecuatoriano que además reconoció la ayuda que ha llegado desde Perú: vituallas, aviones, barcos, helicópteros, maquinaria y soldados del Cuerpo de Ingenieros.

    “Querido Ollanta, nuestra eterna gratitud”, añadió Correa, quien también ofreció su ayuda si el país vecino lo requiere y recordó la importancia de crear una Secretaría General de Riesgos Sudamericana a nivel de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) para poder gestionar la ayuda conjunta ante este tipo de desastres.

    “Ningún país, ni el mismo gigante Brasil está preparado por si solo para esta clase de eventos y tampoco sería muy eficiente ante tantas necesidades”, aseguró Correa, quien dijo que unidos a nivel de Suramérica, aunando esfuerzos se puede tener mucho más apoyo, seguridad y recursos.

    Por otro lado, el presidente Correa reconoció la ayuda de Sudamérica, Norteamérica y de todo el mundo en estos momento difíciles que vive el Ecuador.

    “Nuestro abrazo inmenso, solidario, nuestro infinito amor a las familias que han perdido un ser querido, pero saldremos adelante”, añadió Correa.

    Confirmado.net / Andes

    - Publicidad Bottom Ad -