Proyecto de Ley de Finanzas Públicas plantea varios incentivos

El proyecto de Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas plantea al menos seis incentivos para el uso del dinero electrónico y los movimientos de dinero a través de las tarjetas de crédito y débito. Por ejemplo, propone una disminución de hasta dos puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA) cuando se utilicen medios electrónicos de pago para estimular el consumo nacional.

Esto lo confirmó el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando, en su comparecencia en la Comisión de Régimen Económico, que hoy inició el análisis de este cuerpo legal, que llegó a la Asamblea con la calificación de urgente.

El funcionario explicó que cuando se use dinero electrónico la disminución será de dos puntos. Aquí se implementará un mecanismo de devolución automática, que llegará de manera inmediata al ciudadano, quien pagará solo el 10 % del IVA  y 12%, como manda la actual Ley. En cambio, la reducción para el uso de las tarjetas de crédito y débito es de un punto. En los dos casos el Estado se ahorraría unos 20 millones de dólares en este año.

Según Orlando, otro de los beneficios que se presentaría con las reformas a la Ley de Régimen Tributario Interno es la devolución de hasta el 10% de las cuotas de Régimen Impositivo Simplificado (RISE) canceladas con dinero electrónico. Este porcentaje está dividido en cinco puntos por pago oportuno y cinco por intermediación con dinero electrónico. La propuesta es que este beneficio sea por  tres años,  prorrogables por un periodo similar. Orlando dijo que en este régimen existen unos 500 mil microempresarios, quienes  tienen un techo máximo de ventas de hasta 60 mil dólares.

Aseveró que el proyecto también sugiere una rebaja en el anticipo del Impuesto a la Renta (IR) a todas las empresas que utilicen dinero electrónico. Con este cambio las sociedades no pagarán este anticipo sobre las compras y ventas realizadas mediante el método electrónico.

La eliminación del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD) en transacciones de hasta 5.000 dólares anuales con tarjetas de crédito y débito, para que la gente realice sus pagos en el exterior de manera fácil y segura, es otro de los incentivos a los que hizo referencia el Director del SRI. Sin esta reforma los consumos mediante estos medios pagan el ISD desde 0, 01 dólares. En este ítem tendría sacrificio fiscal de 4,7 millones de dólares.

Como una medida complementaria la definió Orlando a la exención para traslados de efectivo en viajes. Sostuvo que está atada a que se haya identificado la necesidad de acortar la exoneración del traslado en efectivo que hoy es de 11 170 dólares a tres remuneraciones básicas (1.098). Se tiene que procurar mayor eficiencia y seguridad en el manejo de efectivo, según las estimaciones entre  el 80 y 85%  viajan con este último  monto y con los estímulos que se proponen más personas podrían migrar a esa forma de pago (electrónico), añadió.

Así mismo informó que se prevé la reducción del anticipo del IR de más de 66.000 microempresas a través de un cálculo más simple, porque sin la reforma estas entidades pagan este anticipo incluso cuando no generan utilidad. El impacto con esta medida sería de 6, 2 millones de dólares.

Por último, se plantea la extensión del plazo de presentación y pago de las obligaciones con el SRI y el IESS a aquellos proveedores del Estado con procesos pendientes de pago.

Confirmado.net / Asamblea Nacional

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: