En Guayaquil fue capturada presunta banda de secuestradores extorsivos

En un intenso operativo y tras un arduo trabajo investigativo, la Policía Judicial, a través de la Unidad de Delitos de Automotores, capturó en delito flagrante a los miembros de una organización de secuestro extorsivo que operaba en el suburbio de Guayaquil.

Tres personas fueron detenidas, entre ellas una mujer que llevaba a su hijo de 3 años en brazos, táctica que aparentemente utilizaba para despistar a las víctimas. “El modus operandi era solicitar el servicio de taxistas informales o ejecutivos, fingiendo ser una familia, para posteriormente trasladarlos a lugares alejados y con la utilización de armas de fuego amenazarlos y robarles los vehículos y sus pertenecías”, explicó el teniente Luis Merino, oficial de la Policía a cargo del caso.

Operaciones básicas de inteligencia llevaron al personal de la Unidad de Delitos de Automotores a identificar a los autores de estos delitos. Los sujetos fueron ubicados cuando abordaron un vehículo marca Chevrolet modelo Aveo, en las calles Portete y la 27. Los agentes siguieron el recorrido que finalizó en el manglar, donde los individuos bajaron a la víctima con amenazas. Inmediatamente, los agentes rescataron al taxista J. M. O. A, quien estaba maniatado, amordazado y con señales de agresiones físicas.

Al percatarse de la presencia policial, los antisociales intentaron huir pero fueron neutralizados en la calle Rodríguez Bonín, a la altura de una gasolinera cercana a la ciudadela Jardines del Salado, suburbio de la ciudad, aprehendiendo a Kleber Bryan H. R., María Janeth P. L., Jonathan Alfredo C. H. y salvando al niño de 3 años.

El fiscal Pablo Cruz dispuso que los tres sujetos sean sometidos a audiencia de formulación de cargos, mientras que el infante fue entregado a un familiar. El vehículo recuperado y las pertenencias del denunciante como su billetera con documentos personales, 120 dólares y un teléfono celular le fueron devueltos.

Por su parte, el taxista, que prefirió no ser identificado, agradeció la labor de los agentes de la Unidad de Automotores de la Policía Judicial. “Si no fuese por ellos, quién sabe si estuviera con vida, los uniformados me salvaron de un infierno”, concluyó. Redacción M. M. /Guayas.

Ministerio del Interior/confirmado.net

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: