La asignación para GADS en 2016 bajará en un 12%

 

 El Presupuesto General del Estado (PGE se calcula en el orden de los 29.835 millones de dólares, es decir, 6.482 millones de dólares menos que el inicial aprobado para 2015, por lo que el ministro de Finanzas, Fausto Herrera, confirmó que para el próximo año habrá un decrecimiento del 12% en la preasignación de los gobiernos locales.

La asignación pasará de 3.253 millones de dólares en 2015 a 2.861,8 millones de dólares en 2016, lo que implica una variación absoluta de 391,2 millones de dólares, debido a la caída de los precios del petróleo y a la disminución del crecimiento de la economía este y el próximo año.

En septiembre, Herrera anticipó que se pretendía hacer un ajuste a las asignaciones a los gobiernos seccionales, pero hasta ese momento se esperaba que el decrecimiento sea de entre el 8% y 10%.

Según las cifras de Finanzas, los gobiernos locales (juntas parroquiales, consejos metropolitanos, municipales, provinciales y regionales) tienen una participación del 21% de los ingresos permanentes del PGE, que este año corresponden a 2.948,7 millones de dólares, pero para 2016 este rubro bajará a 2.8011,8 millones de dólares.

La reducción más fuerte se verá en la preasignación de los ingresos no permanentes, donde la participación de los GADs es del 10% y pasará de 304,3 millones de dólares en 2015 a 50 millones de dólares en 2016.

Aunque esta reducción afectará a las inversiones de los GADS, Herrera aseguró que dentro del presupuesto se está tomando en cuenta los compromisos adquiridos en relación al metro de Quito y al tranvía de Cuenca, pero solo una parte del total del financiamiento se entregará en 2016 y el resto se desembolsará en los próximos cinco años.

El prefecto de Manabí, Mariano Zambrano, señaló que está consciente de la problemática económica del país, por lo que es comprensible que el Ejecutivo se vea abocado a tomar este tipo de medidas. “Nosotros somos muy austeros en el gasto corriente”, dijo Zambrano al explicar que si bien se esperaba que la reducción sea de entre el 8% y el 10%, ya se preveía ajustar el presupuesto de la provincia. Dijo que una de las principales necesidades de Manabí es la vialidad, pero (con la reducción) se van a quedar muchas obras sin hacer, por lo que ahora se deberá buscar otras alternativas para hacerse de recursos y completarlas.

El administrador general del Municipio de Quito, Miguel Dávila, explicó que en el caso de la capital para la elaboración de la proforma del presupuesto se ha considerado el escenario más negativo, es decir, un supuesto en el que el Gobierno central no recibe ingresos petroleros. Con ese escenario la estimación de la baja de las transferencias del PGE al Municipio es de 330 millones de dólares a 304 millones de dólares, cifra que se confirmaría hasta el primer trimestre de 2016. Dávila señaló que si bien se reduciría algo del gasto de inversión, el cabildo tiene ingresos como el impuesto predial, a los espectáculos públicos, etc., de los cuales se espera obtener una mejor recaudación, mientras que se planea también gestionar la recaudación de la cartera vencida y se prevé la venta de activos fijos que no son utilizados por la gestión municipal y no son de uso público.

De su parte, el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, dijo en un conversatorio con la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER) que se prevé un ajuste total al presupuesto municipal de unos 25 millones de dólares, lo que corresponde a 12,5 millones más de lo que se esperaba, a la vez que se estudia la posibilidad de incrementar el impuesto predial a grandes negocios constituidos en la ciudad, sin que eso afecte a los guayaquileños de bajos o medianos ingresos.

La Hora/Confirmado.net

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: