192 policías fueron separados de la institución en 10 meses

Diego Fuentes, viceministro de Seguridad, recordó que la depuración policial empezó en 2013. En ese año separaron a 208 agentes, en 2014, 377, y hasta el 16 de octubre de este año, a 192. Esto da un total de 777 uniformados desde hace dos años.

Una de las últimas desvinculaciones ocurrió en Cuenca, provincia de Azuay. Un sargento de Policía fue separado de las filas de la entidad tras comprobarse que ayudaba a ingresar objetos prohibidos al Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi para el líder de una agrupación delictiva que actuaba en el cantón El Triunfo (Guayas).

Fuentes dijo que las principales causas de la separación de los policías fue por estar involucrados en actividades ilícitas como extorsión, robo, asociaciones ilícitas y relacionadas con las drogas, así como por no aprobar las pruebas de control y confianza.

Explicó, además, que las pruebas de confianza tienen 4 componentes que permiten verificar la idoneidad del policía en el servicio. Detalló que se realizan exámenes toxicológicos para comprobar si existe consumo de alcohol y otras drogas; psicológicas para establecer la personalidad y cualquier tipo de patología mental que ponga en peligro a la ciudadanía. También, pruebas socioeconómicas para constatar si hay una relación adecuada entre los bienes y los ingresos personales y familiares. Además, la prueba poligráfica que es un procedimiento técnico donde se determina la confiabilidad de la Policía. En esta se realizan 4 preguntas específicas a los miembros.

“No se preguntan temas de carácter personal, filiación política, religiosa o de moral. Los cuestionamientos son si están vinculados al crimen organizado, si se lucra directa o indirectamente del crimen organizado, si ha entregado información reservada al crimen organizado y si consume sustancias estupefacientes y psicotrópicas”, precisó el viceministro.

Destacó que el principal componente del polígrafo es la calidad de la entrevista del agente. “En la mayoría de casos quien hace las preguntas logra que el policía confiese que ha cometido una actividad ilícita”, agregó. Además indicó que en los próximos meses se incorporará una nueva promoción de policías, aproximadamente 2.200 jóvenes, que ya han pasado las pruebas de confianza. “Cuando ingresen a las unidades pasarán de nuevo por el polígrafo.

Ignacio Benítez, director de Planificación de la Policía Nacional, anunció a finales de octubre la campaña ‘¿Eres de los nuestros?, Demuéstralo’. El plan piloto inició en Manta y posteriormente se implementará en Quito, Guayas, Los Ríos y El Oro. Luego se aplicará en las provincias de Cañar, Azuay, Morona Santiago, Sucumbíos, Napo, Loja y Zamora Chinchipe.

Confirmado.net/ El Ciudadano

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: