Con propuesta para “defender la vida contra el cambio climático” culminó cumbre en Bolivia

    - Advertisement Article Top Ad -

     Tras  tres días de debate, la II Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Defensa de la Vida culminó este lunes en Bolivia  resaltando la importancia de permitir una Corte Ambiental, que defienda los “derechos de la madre tierra”.Con la presencia del presidente anfitrión, Evo Morales, y sus homólogos de Venezuela, Nicolás Maduro, y Ecuador, Rafael Correa, los mandatarios  pidieron a una transición del modelo de civilización para garantizar la subsistencia de la humanidad. El documento será presentado a fin de año en París, en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático (COP 21).

    La denominada Declaración de Tiquipaya, en alusión al lugar donde se realizó el encuentro internacional en el que participó el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, identifica al modelo capitalista como el principal causante del deterioro del medio ambiente, por lo que plantea su cambio y transición “hacia el modelo de civilización del Vivir Bien”.

    El texto fue difundido poco antes del acto de clausura del encuentro. El llamado de los asistentes a la cumbre de Tiquipaya es a “sanar a la humanidad para salvar a la Madre Tierra”, para lo cual se insiste en la necesidad de transitar a un nuevo modelo de convivencia.

    Por otro lado, en la ceremonia de clausura, el presidente Rafael Correa fue declarado huésped ilustre de Quillacollo y le fueron entregadas las llaves de la ciudad.

    - Advertisment Article Inline Ad -

    Más temprano, el mandatario ecuatoriano dijo que sólo con justicia se resolverá el problema del cambio climático en el mundo y respaldó la propuesta de crear un tribunal de justicia climática para sancionar a los países extremadamente contaminadores.

    Confirmado.net/La Razón/Telégrafo

    - Advertisement Article Bottom Ad -