El Museo Nacional en Quito abrió sus puertas

El Ministerio de Cultura y Patrimonio, informó este martes que el Museo Nacional de Quito abrió sus puertas e invitó de todos los ecuatorianos y extranjeros a disfrutar de un gran recorrido por la  historia.

El museo es uno de los más representativos del Ecuador y mantiene una gran colección de bienes ancestrales, variedad de cuadros de varios artistas y épocas, vasijas y figuras ceremoniales de diversos Períodos de nuestra historia.

Educarse sobre la memoria de nuestros pueblos, el pasado ancestral del Ecuador, sus diversos Períodos, arqueología, metalurgia, arte Colonial, escuela quiteña entre otros, nos lleva a conocernos y a saber de dónde venimos y quienes somos.

Otro de los atractivos del museo es la pieza de orfebrería religiosa de oro llamada “Cruz latina de altar” de autor anónimo- S. XVIII (Barroco escuela indeterminada). Esta pieza latina, de oro, es troquelada, con cuerpo adornado en cuadrados verticales con esmeraldas, en el centro superior hay un espacio en cruz flaqueado por los brazos que son ornados por dos hileras de esmeraldas en cantoneras triangulares. La base a manera de apoyo poligonal se encuentra ornada de racimos e hileras verticales compuestas por esmeraldas.

Dos exposiciones temporales son también el atractivo del Museo Nacional en Quito, la primera “Diseños de los Platos del Carchi” los mismos que son trabajos en cerámica de las culturas antiguas, las mismas que van más allá de la consideración cosmética de los diseños. Vestigios que revelan letras de un alfabeto que hay que ir componiendo para poder leer los textos que están ahí cifrados. La segunda exposición “Primeras Sociedades de la Alta Amazonía” pone de manifiesto el interés por dar a conocer la forma de vida de los antiguos pueblos que habitaron el territorio ecuatoriano, su inmensa sabiduría ancestral y su gran riqueza cultural.

“Difícilmente los historiadores y críticos del arte colonial podrán descubrir todos los secretos que guardan estas obras pictóricas, escultóricas y arquitectónicas y, sobre todo, los relativos a la influencia que tuvieron en ella los gremios. Lo interesante es que los objetivos de éstos se cumplieron: interpretaron lo trascendente y protagonizaron el cambio religioso y el sincretismo cultural de estos pueblos” Holguer Jara.