La Hora: IESS quiere entregar citas médicas en máximo 36 horas

    - Advertisement Article Top Ad -

    El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) podrá destinar a otras necesidades los 19,4 millones de dólares que le significaban el contrato con la empresa Recapt, responsable de entregar turnos por teléfono a los afiliados.

    Esto, porque la entidad decidió terminar la relación contractual que mantenía desde este primero de marzo.

    Fernando Cordero, presidente del directorio del IESS, lo confirmó ayer y también que será personal propio el que ahora atienda las llamadas. “Vamos a administrar nosotros mismos, no vamos a dejar que una empresa tercerizada nos diga si hay puesto o no hay puesto en el IESS”, apuntó el funcionario.

    Con este cambio, se espera disminuir el tiempo de atención para que ningún afiliado se quede sin tener una cita médica. “Ojalá en no más de 36 horas podamos referirle a esa persona que llama a un médico familiar, a un médico general”, sostuvo.

    - Advertisment Article Inline Ad -

    En el caso de no haber citas disponibles, dijo que el usuario será transferido al sector privado. “No vamos a dejar de atender a la gente”, recalcó. En este marco también se informó que se analiza crear una plataforma electrónica que permita a los afiliados hacer sus citas a través de Internet.

     

    Las quejas eternas

    En abril de 2012, la central telefónica del IESS empezó a asignar las citas médicas de acuerdo con el último número de la cédula del afiliado. Aunque se pasó de tener que marcar un sinnúmero de veces sin que se conteste la llamada, a esperar la asignación del turno, el problema siempre estuvo latente: no había disponibilidad inmediata para la atención.

    Isabel sigue un tratamiento ginecológico y ha debido esperar hasta dos meses para la atención desde su llamada. “Lo bueno es que después el doctor entrega el turno para la siguiente cita”, dijo la usuaria, pero la distancia entre una y otra atención siempre es larga. “Mi problema se agravó en ese tiempo y tuvieron que operarme, aunque, según me dijo el mismo doctor, se pudo evitar la intervención con tratamiento a tiempo”

    Otro problema que los usuarios registraron es que la central dejó de notificar al paciente los cambios en los turnos y las suspensiones de las citas. “Llegué y me dijeron que el doctor salió de vacaciones y que llamara para pedir una nueva cita”, contó Esthela, una jubilada en tratamiento cardiovascular.

    A esto se suma que varias de las instituciones particulares que daban servicio a cargo del IESS no estaban disponibles. “Me atendían en una unidad médica en el norte y, cuando pedí la siguiente cita, me dijeron que no estaba disponible porque no hay convenio”, dijo Orlando, un comerciante que se está tratando de una lesión en la cadera.

     

    Examen de la Contraloría

    Un análisis de la Contraloría General realizado a los procesos precontractual, contractual y de ejecución del contrato entre el IESS y Recapt, del periodo marzo-agosto de 2012, determinó que existía un 49,1% de demanda insatisfecha en la atención.

    De acuerdo con la auditoría, del 13 de marzo al 31 de agosto de 2012, se atendieron 12,8 millones de llamadas, de las cuales 6,5 millones (50,8%) fueron contestadas y la otra mitad quedó en la nada.

    50,8%

    de las llamadas eran atendidas, según la contraloría.

     

    Confirmado.net / La Hora

     

     

    - Advertisement Article Bottom Ad -