A casi un mes de la rotura del SOTE, que provocó el derrame de al menos 11 mil barriles de crudo, Petroecuador continúa con las labores de limpieza en los ríos Napo y Coca la remediación podría durar 6 meses más.

La estatal petrolera aseguró que tras un análisis se determinó que los ríos peruanos y brasileños, no muestras residuos del hidrocarburo, por lo que las labores de limpieza se realizarán únicamente en Ecuador.

Otro problema derivado del derrame sigue siendo el abastecimiento de agua potable, en el Coca, ante ello se instalará otra planta potabilizadora con el fin de mitigar el problema.

Confirmado.net/Ecuavisa