Inició juicio contra Bradley Manning por filtración de documentos

    El juicio contra el soldado estadounidense, Bradley Manning, acusado de la mayor filtración de documentos gubernamentales comenzó este lunes, en una corte marcial en Fort Meade, Maryland.

    Manning, quien sirvió en Irak, se declaró culpable de diez de los 22 cargos en su contra, pero no de la acusación más grave: haber ayudado al enemigo, de ser culpable, podría enfrentar una sentencia de cadena perpetua.

     

    Está acusado de haber enviado 250.000 cables diplomáticos y 500.000 informes desde el campo de batalla de Afganistán e Irak al sitio WikiLeaks en 2009 y 2010.

    Durante el procedimiento, el soldado pasó más de una hora leyendo un comunicado en el que detalló cómo y por qué envió material clasificado a WikiLeaks, un grupo que facilita la filtración anónima de información secreta a través de su sitio web.

    Bradley Manning sostuvo que dio información que lo “molestaba” o “perturbaba”, pero que no dio a WikiLeaks nada que podría dañar a los Estados Unidos si se hiciera pública.

    El ejército de EU detuvo por primera vez al militar en mayo 2010 por filtrar videos de combate, incluyendo el de un ataque de un helicóptero estadounidense publicado en WikiLeaks y los cables con información del Departamento de Estado.

     

    Manning se convirtió en el aliado de Adrian Lamo, un ex hacker, a quien el militar estadounidense supuestamente le contó sobre la fuga de los registros clasificados.

     

    En su declaración ante el tribunal, el joven de 25 años dijo que inicialmente contactó a The Washington Post y The New York Times para proporcionarles información.

    Además aseguró que no lo tomaron en serio, así que decidió proporcionar el material a WikiLeaks. El servidor nunca confirmó que Manning fuera la fuente de su información.

    Manning fue acusado formalmente en febrero de 2012.

     

    Confirmado.net/CNNE