close

El Universo: Comisión indagará revuelta policial

no thumb

Un exasesor de lo que era el Ministerio Coordinador de la Política podría dirigir una denominada Comisión de Investigación de los sucesos del 30 de septiembre del 2010 que la creará el presidente Rafael Correa por decreto ejecutivo.

El jefe de Estado quiere tomar directamente en sus manos las investigaciones alrededor de estos sucesos luego de que han transcurrido dos años de investigaciones tanto en la Policía Nacional y en la Fiscalía sin que se encuentren a los responsables de la sublevación policial que ocurrió ese día.

“He tomado directamente en mis manos esto, no voy a permitir que esto quede en la impunidad. Se está preparando el decreto para establecer una comisión especial de investigación”, adelantó ayer Correa durante una entrevista en radio Majestad.

La persona que coordinaría las acciones en esta nueva instancia sería Carlos Baca Mancheno, quien como funcionario del Ministerio de la Política representó al Ejecutivo en la Comisión Ciudadana de Selección de los vocales del actual Consejo Nacional Electoral (CNE).

La creación de esta comisión está casi definida, únicamente se está buscando al resto de sus miembros que provendrán de entre delegados del ministro del Interior y de la Fiscalía.

Para su adecuado funcionamiento –se comprometió ayer el mandatario– se les dotará de todos los recursos económicos y oficinas.

Pero además, paralelo a esta comisión, el régimen emprenderá una campaña nacional dirigida a la ciudadanía para que remitan fotos o videos relacionados al 30 de septiembre; información por la que recibirán recompensas.

“No permitiremos que el 30 de septiembre quede impune… Palo porque bogas, palo porque no bogas: cuando no avanzaban las investigaciones, que no se quiere aclarar el 30S y ahora porque avanzan, persecución”, dijo Correa, quejándose de la difusión que le ha dado la prensa a dicho caso.

Hace dos semanas el presidente anunció un plan de recompensas para identificar a los supuestos responsables de la revuelta, como primer resultado ya se detuvo a un oficial de la Policía.

El mandatario lamentó ayer que el caso de la sublevación se haya “diluido” pese a que “se perdieron cinco vidas, hubo actos de cobardía sin nombre, pateando en el suelo a ciudadanos honestos, indefensos”.

Aseguró que el Gobierno no pidió que al día siguiente se limpiara el área del Regimiento Quito e insinuó que esa decisión la habría tomado la misma Policía. “Cuando limpiaron de madrugada, increíblemente el lugar de los acontecimientos (dijeron): ‘el Gobierno quiere borrar los acontecimientos’, cuando nosotros éramos los primeros en querer conservar eso. Eso lo permite la Policía… Hay que seguir investigando quiénes permitieron eso. Por ejemplo, que a las cuatro o cinco de la mañana, limpien la zona en donde estaban los casquillos de bala. ¿Creen que eso ordenó el Gobierno? Eso trató de imponer esa creencia cierta prensa. Y no entiendo, cómo con tanto video, tanta foto; cómo desde hace dos años no se descubrió a todos los culpables, porque no se los quería descubrir”, acotó.

 

El Universo / Confirmado.net

A %d blogueros les gusta esto: