El Comercio: El Gobierno pone a la canadiense Kinross entre la espada y la pared

    La minera canadiense Kinross se encuentra ante una disyuntiva: firmar con el Estado su contrato para la explotación del yacimiento de oro Fruta del Norte -bajo las condiciones dictadas por el Gobierno- o salir del país.

    l secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, dijo ayer que no se extenderá el permiso de operación de Kinross más allá del 1 de agosto, cuando se vencerá el plazo.

    El funcionario añadió que la empresa tendrá que irse del país si no quiere aceptar las condiciones determinadas en la reforma minera para viabilizar su contrato.

    “Si Kinross quiere aceptar las condiciones que le ha puesto el país, está bien. Si no, que se vaya. Hay una propuesta de reforma legal (la reforma minera que se tramita en la Asamblea, ndlr). Si no quieren, que se vayan. No les vamos a extender el plazo (del permiso de operación)”, dijo Mera.

    El próximo 1 de agosto vencerá el permiso de operación de Kinross en el proyecto Fruta del Norte, el cual registra reservas por 6,8 millones de onzas de oro que, al precio actual del metal, equivale a cerca de USD 10 000 millones.

    La minera canadiense tiene 62 días para concluir la negociación del contrato de explotación de Fruta del Norte, que permitiría a Kinross continuar con el aprovechamiento del proyecto.

    La empresa ha negociado este contrato desde el 2011 sin llegar a un acuerdo. La principal traba ha sido el Impuesto a los Ingresos Extraordinarios, el cual se aplica cuando el precio del oro, la plata o el cobre supera la cotización pactada en el contrato. Es decir, el Estado cobra un impuesto adicional cuando hay una ganancia producto del incremento de los precios internacionales, lo cual ha sido cuestionado por las empresas.

    Esos ingresos extraordinarios se repartirán así: 70% para el Estado y 30% para la compañía.

    Kinross y otras empresas mineras han manifestado que ese impuesto hace inviable su negocio en el Ecuador. Por ello, el Gobierno introdujo en el actual proyecto de Ley un artículo para que el impuesto se recaude solo después que las mineras hayan recuperado la inversión realizada.

    Las empresas sostienen que este impuesto debe recaudarse solo después de que a los ingresos extraordinarios se les descuente también el respectivo aumento de costos de producción, que siempre acompaña a la escalada del precio de los metales. El Gobierno no está de acuerdo con este punto.

    Kinross no ha querido referirse al tema. Tampoco la Cámara de Nacional de Minería, argumentando que la firma canadiense no esta asociada al gremio.

    El presidente de la Asociación de Ingenieros de Minas del Ecuador, Daniel Philco, cree que lo más seguro es que la compañía canadiense Kinross firme el contrato porque no dejará un depósito tan rico como Fruta del Norte.

    La discusión arranca

    Para hoy, a las 15:45, la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, convocó al Pleno para tratar en primer debate del proyecto de reforma a la Ley de Minería y Equidad Tributaria.

    El proyecto de ley de Reforma Minera contiene 32 artículos e incluye principalmente una reforma al cobro del Impuesto a los Ingresos Extraordinarios y la reducción de 10 a 3 permisos para las actividades mineras, entre otros temas.

    La Asamblea tiene hasta el 15 de junio para aprobar o devolver el proyecto que tiene el carácter de económico urgente.

     

    El Comercio / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -