El Comercio: Expresidentes hicieron lo que Vasco no pudo

    Veintiún horas duró la paralización de actividades de los jugadores chullas. La medida de presión para que la directiva cancelara los salarios atrasados la levantaron ayer, a las 13:20. Pero no lo hicieron por gestión de Iván Vasco, presidente del club. Eso fue lo primero que aclaró Luis Checa después de permanecer en la oficina del equipo por más de cuatro horas.

    El dinero, que se acerca a un mes de salario, llegó por gestión de los expresidentes del Quito: Santiago Ribadeneira, Rodrigo Jijón y Tommy Schwarzkopf. A ellos se sumó Gustavo Baroja, prefecto de Pichincha. Aunque Checa se negó a revelar sus nombres ayer, Ribadeneira lo hizo sin problema. Lo que no quiso decir fue el monto de dinero que se entregó a los futbolistas.

    Para recibir esa ayuda económica los chullas esperaron toda la mañana en el interior del edificio Alemania, ubicado en las calles Alemania y Guayanas. Allí se reunieron Federico Nieto, Fabián Carini, Robert Flores, Checa, Luis Romero, Jorge Guagua y Álex Colón. Adrián Bone, ahora jugador de El Nacional, también llegó para apoyar a sus compañeros. Él permaneció solo unos minutos en dicha oficina.

    Y aunque la situación en el equipo criollo es igual de desesperante, Bone no quiso dar declaraciones. Mientras los jugadores esperaban la llegada de Vasco, unos 50 hinchas azulgranas apoyaban la decisión de los jugadores de paralizar las actividades, al tiempo que exigían que los directivos les pagaran los salarios atrasados.

    “El Deportivo Quito es sagrado. Con la ‘AKD’ no se juega”, repetían una y otra vez. La directiva adeuda tres meses y medio de salarios a los futbolistas, mientras que Insúa no cobra desde septiembre. El resto del cuerpo técnico no lo hace desde octubre, mientras que al técnico de la Reserva le adeudan 11 meses.

    Los hinchas esperaban la llegada de Vasco, pero como nunca apareció, decidieron retirarse del lugar después de intentar agredir a un periodista de radio. La furia se desató después de que un hincha interrumpiera la labor del comunicador y este exigiera más respeto con un tono de voz elevado. Después de un corto diálogo, los jóvenes se tranquilizaron y abandonaron el lugar. Los chullas también decidieron salir de la oficina. Lo hicieron exhibiendo una sonrisa. Junto a los jugadores estuvo siempre Wladimir Ortiz, gerente deportivo. Él fue quien se mantuvo en contacto con Ribadeneira vía telefónica durante el tiempo que permanecieron reunidos. Eso lo confirmó el expresidente.

    El primero en dar la noticia sobre la llegada del dinero fue Checa. Después lo hizo Guagua y posteriormente Carini. Todos mostraron su descontento con Vasco, a quien ya no miran como un presidente con liderazgo.

    Entre los tres hablaron aproximadamente unos 10 minutos. No quisieron alargar la conversación alegando que tenían que convocar a todos sus compañeros al Complejo de Carcelén. Ahí tenían previsto cumplir con un ligero entrenamiento y después trasladarse al aeropuerto Mariscal Sucre, en el sector de Tababela.

    A pesar de los problemas económicos y los apuros por subirse al avión, los chullas viajaron optimistas. Ellos, al igual que el DT Insúa, sueñan con clasificarse a la final del torneo local. Al momento, los chullas se ubican en el segundo lugar de la tabla de posiciones, separados por un punto de Emelec, el líder.

    “No perdemos las esperanzas y ojalá pronto volvamos a la normalidad”. Esas fueron las últimas palabras de Insúa. Video. Ingrese a la web y mire a Luis Checa hablar de la situación económica por la que atraviesa la institución chulla. La campaña chulla El grupo  de expresidentes que entregaron ayer el dinero a los jugadores del Quito organizan la campaña denominada La hinchada no abandona. Esa iniciativa  consiste en recaudar dinero en una cuenta de ahorros del Banco Pichincha. Luis Checa hizo un llamado a los hinchas para que colaboren: el número es 2200729397. El dinero  recaudado se utilizará para pagar los sueldos atrasados a los jugadores, cuerpo técnico y personal de utilería

     

    El Comercio / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -