Hoy: Nahuelpán puso la diferencia en el Clásico

    Barcelona sigue en su racha invicta frente a su clásico rival Emelec. Ayer, dos cabezazos del argentino fueron suficientes para el triunfo. Aún así, el equipo azul sigue de puntero.

    Ariel Nahuelpán tuvo un flojo primer tiempo en su segundo Clásico guayaquileño y, para la segunda parte, prefirió cambiar de zapatos. Se puso unos de color verde, que no resultaron gravitantes.

    En menos de tres minutos, puso los dos goles del partido usando su cabeza, no los llamativos zapatos, respondiendo a sendos centros de Damián Díaz y Michael Arroyo, respectivamente. Suficiente para ponerle nombre a este partido, pero no para bajarlo a Emelec de la punta del campeonato.

    En el papel, se trataba del duelo del campeón actual y del más serio aspirante a reemplazarlo en esta temporada. En la cancha, los primeros 45 minutos se pueden resumir en que ninguno de los dos arqueros -Banguera y Dreer- tuvo que hacer ninguno esfuerzo. Tiros fuera del arco, jugadas trabadas en el medio campo, jugadores que se caían al mínimo contacto físico. Uno de ellos, precisamente, Nahuelpán, que quería hacerlo todo.

    Lo demás era un libreto repetido de como han lucido Barcelona y Emelec en las últimas fechas: un lento Michael Arroyo que definitivamente no llega a su nivel de 2012, un Damián Díaz intermitente y con apenas destellos de lo que fue el año pasado y una defensa -la de Barcelona- que gana confianza con el pasar de los partidos. Por el Emelec, Mondaini opacado, Pedro Quiñónez metiendo la pierna fuerte como siempre y arriba el cuestionado Marlon de Jesús, buscando su eterna reivindicación.

    El segundo tiempo fue otra cosa. Al minuto 3 y 5, Nahuelpán le puso su firma con cabezazos dignos de la academia y en el segundo gol, contando con una buena tejida entre Díaz y Arroyo, lo más destacado de los dos.

    Lo que se vino fue la expulsión de Pedro Quiñónez de Emelec, y por lo menos tres oportunidades más de Nahuelpán que no pudo rematar la jornada. La goleada comenzó a rondar las tribunas del Monumental, pero pasados los 30 minutos, los 21 jugadores que quedaban en la cancha se resignaron al resultado.

     

    Hoy / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -