La Hora: Presupuestos de universidades serán reorientados ante errores

    El Estado invierte 1,95% del Producto Interno Bruto (PIB) en educación superior, es decir, alrededor de 1.300 millones de dólares el año pasado, según las estadísticas del Consejo de Educación Superior (CES). Este indicador está sobre la media latinoamericana que destina el 1% del PIB a ese ámbito.

    Sin embargo, existen varias falencias, indicó el presidente del CES, René Ramírez, que impiden que los recursos presupuestados sean ejecutados en su totalidad y que el país no se ubique, junto a las universidades, en los primeros puestos de los rankings de América Latina.

    Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés), Ecuador tiene una tasa bruta de matrícula, a 2010, del 40%, por debajo de países como Cuba, que supera el 90%, Argentina, con el 75% y Chile, con alrededor del 68%.

    Además, según el ranking iberoamericano de Scimago Institutions Rankings, de 2012, que cataloga las mejores universidades según niveles de investigación, ubica a la Universidad San Francisco de Quito (privada) en el puesto 258, a la Universidad Católica del Ecuador (cofinanciada) en el lugar 305, a la Escuela Politécnica Nacional en el 392 y a la Escuela Superior Politécnica del Litoral en el 493.

    Además, la distribución del presupuesto total al interior de las universidades se enfoca en un 54% a gastos administrativos (557,6 millones de dólares) y el 33% al pago de profesores. Cuando el ideal es que para el primer rubro se destine el 35% de los recursos, lo que provocaría un ahorro de más de 183 millones de dólares.

    Distribución

    Las universidades de categoría D son las que tenían más alta asignación por alumno (7.646 dólares), frente a las de categoría A (2.631). Su presupuesto se calculaba en función del que habían recibido en años anteriores, explicó Ramírez. Esto provocaba un “sistema altamente inequitativo” debido a que, en 2011, la brecha entre los estudiantes que más recibían era de 21 a uno.

    Frente a estos problemas, el CES aprobó una nueva fórmula de cálculo del presupuesto anual que recibirán las instituciones, para “mejorar la eficiencia de lo que se invierte” y que se aplicará desde este año.

    Así, se tomará en cuenta cuatro factores: la calidad por número de estudiantes, nivel y modalidad de estudio (60%), la excelencia, es decir, que corresponda al grupo de categoría A (6% destinado a investigación), la eficiencia administrativa (1,7%) y la eficiencia académica y pertinencia de las carreras (32,3%).

    Posiciones

    La vicerrectora administrativa de la Universidad Técnica de Babahoyo, Zoila Sánchez, señaló que deberán respetar las disposiciones, sin embargo, no está de acuerdo con el método. Esto porque las universidades “más adelantadas tienen mayores ventajas”. “Las que están más bajo necesitan más plata para mejorar”, indicó.

    Frente a esto, Ramírez indicó que históricamente las universidades de menor calidad han recibido más presupuesto que el resto, pero no han realizado mejoras. Ahora deberán ajustarse.

    Con la nueva fórmula

    Presupuesto por estudiante, según la categoría

     

     

    ° Categoría A: 3.461 dólares.

    ° Categoría B: 2.518 dólares.

    ° Categoría C: 1.855 dólares.

    ° Categoría D: 1.627 dólares.

     

    91,1%

    de las preasignaciones se destina a las universidades públicas.

     

    8,9%

    de las preasignaciones se invierten en las instituciones de educación superior cofinanciadas cifra de dos

     

    La Hora / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -