Expreso: La Casa de la Cultura y Correa logran acuerdo

    Desde las 10:00, los 23 presidentes de los núcleos provinciales de la Casa de la Cultura se reunieron, en Quito, con su máximo representante, Raúl Pérez Torres. Durante dos horas, definieron los ejes que plantearían, durante el almuerzo, al presidente Rafael Correa. Fueron invitados al Palacio de Carondelet, a las 13:30, después de una carta que escribió Pérez al jefe de Estado, el 18 de marzo.

    Edmundo Rivera Guevara, presidente del núcleo de Cotopaxi, dijo que su problema no es la infraestructura sino financiero. “Todo presupuesto sería insuficiente para la cultura. Nos pudieran subir un 20%, porque hay necesidades que tienen que ver con logística”, indicó. A este núcleo le corresponden cerca de 300.000 dólares anuales para su gestión, gastos corrientes y servicios básicos. Él expresó que esa situación se repite en cada núcleo. Por eso buscaron el diálogo con el primer mandatario.

    Llegaron con anticipación al centro de Quito. La lluvia no entorpeció el programa. Antes de hora tomaron un café en el Palacio Arzobispal mientras hacían tiempo. Unos se sentaron en un local. Otros permanecieron parados en el patio central, conversando. Uno de ellos era Rivera.

    Para él es importante discutir sobre los temas de la cultura: la autonomía de la Casa, la Ley de Cultura, el sistema nacional de cultura, las funciones del Ministerio de Cultura.

    Llegada la hora se dirigieron a Carondelet. Hicieron cola en la calle, por la entrada norte del balcón, para entrar uno a uno. Todo fue rápido. Raúl Pérez se identificó y presentó la lista de quienes acudían al almuerzo con el presidente de la República. La guardia presidencial agilizó su paso después de la revisión. No tuvieron que esperar. Apenas pasaron la seguridad, la guardia los hizo subir al primer piso.

    lA CITA. Fue un almuerzo de trabajo. Así contó Raúl Pérez. Empezó a la hora prevista, a las 13:30. Según relató el representante de la CCE, Rafael Correa los estaba esperando. Su reunión duró hasta las 15:30.

    A su llegada, los presidentes de los núcleos y Pérez entregaron dos presentes a Correa. Una escultura del artista quiteño Luis Viracocha, y un libro editado por la Casa de la Cultura: las memorias de su fundador, Benjamín Carrión.

    La primera intervención fue del presidente Correa, quien dio la bienvenida y, según Pérez, estaba “muy sensibilizado de lo que le íbamos a pedir. Ya le habíamos enviado informes de las casas”.

    A continuación habló la ministra coordinadora de Patrimonio, María Belén Moncayo. Ella, según Pérez, ha sido la única funcionaria del Gobierno que visitó las instalaciones de la CCE, en Quito. A partir de su recorrido envió un informe al presidente Correa, con fotografías anexas.

    En el almuerzo también estuvieron el nuevo ministro de Cultura, Paco Velasco; la ministra de la Política, Betty Tola; la ministra de Defensa, María Fernanda Espinosa; el ministro de Agricultura, Javier Ponce, y el ministro de Finanzas, Patricio Rivera, y el secretario de Alianza PAIS, Galo Mora.

    Al final hubo acuerdos. El primero, la revisión de un rubro que entregan las cuatro autoridades portuarias del país a la Casa de la Cultura. Según la ley vigente, estas entidades deben entregar el 2% de las utilidades que generan. Según Pérez, se acordó con el presidente que ese porcentaje debe ser revisado. Esto ayudará a mejorar la situación económica de la entidad cultural.

    Pérez señaló que Correa estuvo comprensivo a pesar de sus críticas anteriores. “El presidente está consciente de que tiene que haber libertad de creación de los actores culturales”, dijo el titular de la CCE.

     

    Expreso / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -