close

HOY: Las estrellas de fútbol buscan la paz entre Mejía y Montúfar

no thumb

Apelan a su estatus de estrellas del fútbol nacional para impulsar la campaña en contra de la violencia en escenarios deportivos. Sobre todo en los colegiales. José Francisco Cevallos y Patricio Urrutia acudieron al Mejía y al Montúfar para comprometer a los estudiantes a vivir la final del intercolegial Sub-18 sin violencia. El partido se jugará el jueves (11:00) en el estadio Atahualpa.

Las grescas que han protagonizado ambas instituciones incluso evitaron que se juegue la final del año anterior. Este año, los exfutbolistas intervinieron para evitar las confrontaciones.

Puntual y escoltado por cuatro policías, el Ministro del Deporte inició su recorrido por los dos emblemáticos colegios quiteños.

Primero fue al del centro. Parado en la puerta de ingreso, Cevallos observaba como llegaban los estudiantes, que, al verlo, no podían disimular su asombro y complacencia. “Es la primera vez que veo a Cevallos en persona”, exclamó más de uno al ver la figura del ex arquero mundialista. “Panchito “, decían otros para saludarlo. Él, con toda naturalidad, les devolvía la cortesía.

Una calle de honor formada por los integrantes de la banda de guerra, que también cumplían como guardaespaldas, pues nodebían permitir que los demás se acercaran al funcionario, le dio la bienvenida al patio principal.

Los discursos de bienvenida y la entrega de una chompa y una gorra de la institución abrieron el minuto cívico, en el que los estudiantes demostraron su fervor hacia los colores del colegio: el himno del Mejía retumbó en las paredes, mucho más que el himno nacional.

También recibió la indumentaria el comandante del Distrito Metropolitano, Juan Carlos Rueda, exestudiante de esa institución.

Apenas terminada la canción patria llegó Patricio Urrutia, y también fue recibido entre aplausos y vítores. Subió hasta donde estaban las autoridades del colegio y enseguida le tocó hablar. “Ustedes han heredado un legado de violencia que no fue generado por ustedes. Quisiera hacer un llamado al corazón y a la consciencia de cada uno para que inicien el cambio”. Esas fueron la palabras del jugador.

El turno del ministro llegó. Recordó sus años de colegio, sus sueños en las aulas y comprometió a los estudiantes a llevar la fiesta deportiva en paz. Todo eran aplausos hasta que mencionó la intervención del Gobierno Nacional y del Presidente. Ahí se escucharon silbidos de desaprobación. Luego la fiesta siguió.

Llegó el momento de salir. De nuevo la calle de honor que parecía una albombra roja, como las que reciben a las estrellas, pero sin alfombra.

Más aplausos, los chicos estirando las manos para jalonear a Cevallos y tenerlo lo más cerca posible. Las fotos, los autógrafos, que muy complaciente brindaba el Ministro. Por momentos parecía un rockstar. Lo era, pero del fútbol nacional.

Le tocó el turno al Montúfar. De igual manera, una calle de honor lo esperaba, pero en este caso no solo la banda de guerra, también una comitiva de chicas estudiantes. El resto del colegio esperaba formado. Lo vieron llegar por el segundo piso y de nuevo los vítores.

Esta vez llegó acompañado por Urrutia desde el principio. Junto a ellos también acudió el general de Estado Mayor de la Policía, Víctor Hugo Gangotena, que había estudiado en esa institución.

En el momento de la intervención, si bien el oficial pidió a los muchachos que se viva una fiesta deportiva, no pudo evitar cerrar su discurso diciendo: “Ya sabemos cuál va a ser el campeón”. A estas palabras solo respondieron con más aplausos.

De nuevo los discursos y los regalos. Esta vez fue una estatuilla representativa de la banda que estaba escoltando a los visitantes. Un rostro con casco de mariscal.

Los jugadores de la selección de fútbol acompañaron al funcionario durante el discurso. Se tomaron fotos, estrecharon sus manos, le pidieron autógrafos.

Cevallos abandonó el colegio acompañado de un grito que coreaban los adolescentes: “Pancho, Pancho”. Hoy se darán a conocer los detalles del operativo para el partido del jueves.

 

HOY / Confirmado.net

A %d blogueros les gusta esto: