El Telégrafo: La banca ganó en primer trimestre $ 109,2 millones

    Las instituciones financieras privadas acumulan una utilidad neta de 109,2 millones de dólares en el primer trimestre de este año; lo que evidencia una contracción de 74,8 millones de dólares en las utilidades netas con respecto al mismo período de 2012.

    En enero de este año la utilidad de la banca fue de 20 millones de dólares y tuvo una contracción de 11 millones de dólares; mientras que en febrero llegó a 34 millones de dólares (26 millones de dólares menos que en el mismo mes de 2012).

    La utilidad neta obtenida en marzo se ubicó en 55’290.000 dólares, 37’858.000 dólares menos que en el mismo mes del año pasado.

    Los ingresos acumulan en los tres primeros meses del año un total de 1.441’371.000 dólares y los egresos 1.332’081 dólares, aunque esta cifra ya incluye el 15% de participación de los empleados y 25% del Impuesto a la Renta.

    De acuerdo al informe publicado por la Asociación de Bancos Privados de Ecuador (ABPE), el gremio que agrupa a los 18 bancos del país, culminado el primer trimestre de 2013, el total de activos presenta un saldo de 27.698 millones de dólares, mientras que el total de pasivos es 24.920 millones de dólares. Lo anterior representó un incremento mensual de 0,53% en los activos y 0,71% en los pasivos.

    Sin embargo, al contrastar estas cifras frente a diciembre del año pasado, se observa una contracción en su evolución, considerando para ello el efecto de la suspensión y liquidación forzosa del Banco Territorial, los activos decrecieron en 0,64% y los pasivos en 0,73%.

    El patrimonio bancario reportó en cambio, una variación negativa al pasar de 2.806 a 2.778 millones de dólares, entre febrero y marzo de este año, lo cual implicó una contracción del 1,01%. La ABPE considera que este comportamiento se relaciona también con el Territorial.

    En términos anuales, el patrimonio presentó una expansión del 7,90%. En el caso de los ingresos y gastos bancarios, estos mantienen la misma tendencia mostrada desde enero de 2013, en la cual los gastos crecen más rápido que los ingresos. En marzo, los ingresos totalizaron un saldo de 717 millones de dólares y los gastos 662 millones de dólares.

    El sector bancario registra un alto nivel de concentración en sus utilidades, ya que el 75,21% del rubro le pertenece a seis de las 25 entidades que conforman el sistema financiero, según la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS).

    Estas entidades son el Banco Pichincha, que ganó en el primer trimestre del año un total de 11,9 millones de dólares por concepto de utilidades; el pódium lo completan el Pacífico, con 8,1 millones de dólares y el Guayaquil, con 7,4 millones de dólares. Los bancos Produbanco, Internacional y Bolivariano ganaron 3,6 millones de dólares, 5,3 millones de dólares y 5 millones de dólares, respectivamente.

    Fondos en el exterior

    Entre diciembre de 2012 y marzo de este año, el saldo de la cuenta de fondos disponibles en el exterior sufrió una reducción de 770,8 millones de dólares, al pasar de 2.168 millones de dólares a 1.397 millones de dólares. El promedio de crecimiento que registraron estos fondos en el primer trimestre de este año fue negativo, al marcar una variación de 12,45%.

    El analista económico Robert Villacreses aclaró que los recursos que tienen las instituciones financieras en el exterior no es dinero ocioso, cumplen principalmente dos cometidos: por un lado sirven de colaterales para las cartas comerciales que emiten los bancos a favor de empresarios importadores y por otro lado, es una forma de resguardar los fondos que son propiedad de los depositantes, con la finalidad de repatriarlos cuando sea necesario.

    Solvencia

    El índice de cobertura bancaria, que contrasta el saldo de las provisiones con respecto a la cartera improductiva, mantuvo un promedio de cobertura de 2,1 veces en el primer trimestre de este año, indicador que fue inferior al marcado en el mismo trimestre de 2012, cuando se ubicó en 2,2 veces.

    El saldo de las provisiones en marzo de este año contabilizó un valor de 1.057 millones de dólares, mientras que el de la cartera improductiva se redujo a 508 millones de dólares. Según la ABPE, en términos absolutos, la banca mantiene un excedente de cobertura de más de 548 millones de dólares, destacando su alta solvencia.

    Andrés Baquerizo, presidente ejecutivo del Banco del Pacífico, dijo el mes pasado que las medidas que adoptó el Gobierno en 2012 ya tienen su impacto y la banca debe acomodarse para neutralizar este efecto.

    Reconoció que el momento es bueno para el sistema financiero, las ganancias de la banca son importantes, pero de todas maneras “con las nuevas reglas del juego hay que darle una nueva directriz al manejo de las instituciones y acomodarse”.

    CUATRO BANCOS DEL PAÍS DOMINAN EL SISTEMA

    El sistema financiero ecuatoriano está concentrado y es dominado por 4 bancos que imponen las condiciones crediticias. La fuente principal de su rentabilidad es el crédito de consumo, a través de las tarjetas de crédito, seguido por el comercial, productivo, hipotecario y microempresarial.

    Luis Rosero, analista económico, señaló que la política bancaria del Gobierno ha limitado la búsqueda de rentabilidad de los bancos con las medidas del tope de tasas de interés, eliminación de las comisiones bancarias, fijación de precios de los servicios bancarios, etc.

    Rosero dijo que la Superintendencia de Bancos y Seguros (SBS) como controlador del sistema bancario aplica una supervisión basada en riesgo que, a través de matrices y mapas de riesgo, permite detectar, principalmente, los problemas de liquidez y solvencia.

    “Se controla a los bancos grandes para evitar el riesgo sistémico, que puede causarse si uno de estos tuviera dificultades. Para enfrentar estas existe la red de seguridad financiera, integrada por un fondo de liquidez y un seguro de depósitos a fin de cubrir los dos riesgos señalados”, aseveró Rosero.

    Recalcó que los problemas en el sistema financiero, en la actualidad, pueden provenir de los bancos pequeños y ahí debe realizarse un control más riguroso, sobre todo en la morosidad que finalmente puede derivar en un problema de solvencia.

     

    El Telégrafo / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -