close

Expreso: Se impuso la marca

no thumb

Emelec comenzó como una tromba, mientras Barcelona optaba por asegurar la posesión de pelota. Al final fue la propuesta de los canarios la que primó y ‘contagió’ a un equipo millonario que decreció en sus aspiraciones de llegar al arco contrario, en relación a la persistencia de la primera etapa.

La falta de ambición de toreros y eléctricos originó que el primer Clásico del Astillero del presente año termine sin goles.

El planteamiento de Gustavo Quinteros fue ofensivo en el inicio. Con cuatro jugadores que tienen llegada al arco: Fernando Gaibor, Marcos Mondaini, Marlon De Jesús y Marcos Caicedo. Ellos fueron los encargados de liderar la ofensiva eléctrica frente a un cuadro amarillo que tenía en Damián Díaz y Matías Oyola a dos elementos que cumplían con la tenencia de pelota para aquietar el ritmo del rival.

Precisamente el ‘Kitu’ se tomaba el tiempo necesario para esperar a que José Ayoví y Ariel Nahuelpán avancen hasta territorio azul, debido a que la propuesta del Ídolo fue conservadora para apostar al contragolpe y los atacantes también cumplían labores de marca.

En el ‘Bombillo’, la velocidad de Caicedo y Mondaini causaban problemas a los carrileros Pedro Velasco y Juan Carlos Paredes. Este último, con pases erráticos y dubitativo en su accionar.

Fue por un error de ‘La Hormiga’ que por poco los millonarios se ponen en ventaja cuando no logró controlar un balón, cayó y Caicedo tomó el esférico. El ariete azul, sin marca, remató ligeramente desviado del arco de Máximo Banguera, cuando se cumplían los 18 segundos de juego.

Ese ritmo vertiginoso lo mantuvo Emelec hasta los 25 minutos pues en ese lapso registró tres claras opciones de gol que no terminaron en la red. Otra vez fue Caicedo el que llevó peligro luego de una jugada bien hilvanada que comenzó Mondaini y centró Gaibor. Banguera rechazó el balón.

Luego de eso, un cabezazo de José Luis Quiñónez fue controlado por el meta amarillo y el aviso de mayor peligro tras una confusión entre Frickson Erazo y José Luis Perlaza. Tomó el balón Mondaini y prefirió la colocación antes que la fuerza, pero el balón se estrelló en el vertical.

Los locales bajaron las revoluciones y los toreros empezaron a atreverse, sin descuidarse en exceso en su defensa. Un pase en profundidad de Díaz fue aprovechado por el marcapunta Giovanny Nazareno quien optó por rematar al arco de Esteban Dreer, aunque lo hizo sin dirección. ‘Naza’ no vio a Nahuelpán, que estaba en buena posición dentro del área con opciones de anotar.

Si en la parte inicial la ambición azul empezó a disminuir, en la segunda etapa fue similar la historia, siempre teniendo la iniciativa en el compromiso, pero sin la contundencia para vulnerar a un equipo canario al que el empate le venía bien.

Apenas un par de llegadas de De Jesús en el área amarilla y un regateo de Nahuelpán donde fue derribado por Christian Nasuti, fueron el resumen de un segundo tiempo que dejó la sensación de que ambos equipos pudieron haber hecho algo más por la victoria.

 

Expreso / Confirmado.net

A %d blogueros les gusta esto: