La Hora: Crecen estragos por el invierno

    13

    En lo que va del año, el temporal invernal ha dejado 25.567 afectados a nivel nacional y 3.906 viviendas golpeadas, además de otras 127 destruidas, según el último reporte de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR).

    Según la información oficial, las provincias más afectadas son: Chimborazo, El Oro, Esmeraldas, Guayas, Los Ríos, Manabí, Morona Santiago, Napo, Pastaza, Pichincha y Santa Elena, lugares donde se ha evidenciado desbordamiento de ríos, inundaciones y deslizamientos.

    Hasta el momento, se ha albergado a 729 personas, mientras 3.157 se encuentran con familias que les han acogido, según los datos del Ministerio de Inclusión Económica y Social.

    Se han registrado afectaciones a vías como en Tena-Baeza, El Chaco-Nueva Loja, Tena-Loreto, Méndez- San José de Morona y Cumandá-Recinto La Victoria.

    En Esmeraldas

    El fuerte aguacero que soportó la ciudad la madrugada de ayer provocó daños e inundaciones en algunas viviendas, alcantarillas rebosadas y el deslizamiento de tierra. Colapsaron temporalmente dos vías de ingreso y de salida de la ciudad.

    En la vía de ‘El Cabezón’, cerca al Club Unión, cayeron aproximadamente 250 metros cúbicos de tierra y agua. Personal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) de Esmeraldas, con maquinarias, inició la recolección del lodo para dejar expedita la vía antes del mediodía.

    “Algo similar ocurrió en la vía por el barrio Esmeraldas Libre, que conduce al botadero de basura. Allí también descendió tierra desde el cerro, pero en menor cantidad”, dijo el director del MTOP, Eduardo Ortega Ojeda. La vía ya fue habilitada.

    El fuerte aguacero inundó parte de las calles ‘Velasco Ibarra’ y ‘8 de Marzo’, de la parroquia Tachina, al norte de la Provincia. La lluvia contribuyó al colapso del sistema del alcantarillado sanitario.

    En Los Ríos

    Las calles de Babahoyo volvieron a llenarse de agua. La torrencial lluvia acaecida la noche del domingo provocó que las alcantarillas colapsaran y el agua ingresara a las casas.

    Alejandro Reina, morador de la calle Olmedo y Octavo Callejón, sostuvo que en esa zona siempre se presentan inconvenientes con la mínima precipitación.

    En Vinces, sectores como Bagatela, Antonio Sotomayor, Balzar de Vinces, Puerto Nuevo, están bajo el agua. El alcalde, Francisco León, ordenó ayer que de forma inmediata se coloquen saquillos de arena en el malecón, a la altura de la rotonda, para que el agua no traspase e inunde el centro de la ciudad.

    En Santo Domingo

    En Santo Domingo el problema por las lluvias ha sido el represamiento de las aguas que encuentran tapadas las alcantarillas o los sumideros.

    La escuela Clemencia Rodríguez de Mora soportó los embates de las lluvias, dejando como saldo un aula de clases inundada.

    La dificultad para circular en algunas de las calles del Plan de Vivienda, aqueja a los transportistas que sortearon constantemente el lodo y los baches de varias avenidas.

    En la Cooperativa Rosita de Zarón, su calle principal está en pésimas condiciones. “Es imposible manejar. Se necesita que les den un mantenimiento inmediato, por lo menos en la época de lluvias”, aseveró Luis Castellanos, chofer.

    En Manabí

    Parecía que el invierno se había ido, pero todo cambió al terminar marzo e iniciar abril, cuando las lluvias hicieron su reaparición. Esta vez con mayor fuerza. Prueba de ello fue la inundación que sufrió el sector entre Chamanga y Pedernales, donde fue necesario evacuar a varias familias. Luego se vieron afectados Calceta, Chone y Santa Ana.

    Para completar la situaciónn, el pasado sábado el sector conocido como La Crespa, ubicado entre Chone y Flavio Alfaro, sufrió el deslave de varias toneladas de tierra y lodo, causando el cierre de la vía en al menos 200 metros.

    En El Oro

    Tras el desbordamiento del río Buenavista, de Pasaje, la noche del jueves, los habitantes de estos sectores volvieron a pasar angustia la noche del domingo, luego de que el río Calichana se desbordara moderadamente y alimentara el Buenavista.

    Ayer todavía se notaban secuelas de la arremetida. La fuerza de la crecentada carcomió los muros de tierra y sobrepasó uno de los canales de riego de las bananeras continuas, sin que hasta ayer se reporten pérdidas.

    Precipitaciones

    Según los técnicos del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), en algunos sectores de la Costa ha llovido sobre los rangos normales, especialmente en la parte interna de las provincias.

    Por ejemplo, Chone tiene precipitaciones normales en abril de 191 mililitros, sin embargo, en los 21 días de este mes ya ha tenido 314 mililitros. Lo mismo en Portoviejo, donde el promedio es de 69, pero ya ha llegado a los 190.5.

    Las condiciones lluviosas, que han provocado inundaciones, iniciaron en diciembre y se estima terminarán en mayo. Además, es normal que en esta época se presenten tormentas eléctricas en la zona.

    Al contrario, en la Sierra existe un déficit de lluvia, debido a que en casi todas las ciudades no se llega al índice normal.

    24

    personas han muerto entre enero y abril por las condiciones climáticas.

    32

    personas estaban heridas hasta ayer.

     

    La Hora / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -