El Universo: Una cita en Quito podría destrabar diálogo con UE

    El próximo miércoles, la delegación de la Unión Europea (UE) en Ecuador se reunirá con miembros de la Cancillería, cita en la que se podrían definir los siguientes pasos a fin de reanudar las negociaciones con miras a suscribir un Acuerdo de Comercio para el Desarrollo (ACD) con ese bloque.

    Peter Schwaiger, jefe de la delegación en el país, dijo ayer a este Diario que son muy buenas noticias las expresiones del presidente Rafael Correa, quien en Alemania ha dado un espaldarazo político al convenio.

    “Casi el 30% de las exportaciones no petroleras van a Europa; Ecuador es un mercado muy interesante, con un desarrollo económico impresionante, hay mucho interés por parte de las empresas europeas de invertir”, precisó Schwaiger.

    Schwaiger indicó que –en principio– Ecuador tendría que contestar las últimas cartas enviadas el año pasado por el bloque europeo. Además, se podría aprovechar la visita del vicecanciller Marco Albuja a Bruselas, Bélgica, sede de la UE, prevista para junio.

    Para Manuel Chiriboga, director del Observatorio de Comercio Exterior, los puntos neurálgicos aún son sectores estratégicos, compras públicas, protección a las inversiones y algo de propiedad intelectual.

    “Se han ido eliminando los tratados bilaterales amparados en el Ciadi y por primera vez, porque este es un campo muy nuevo, Ecuador está diciendo ‘estamos interesados en un acuerdo de protección de inversiones no con cada país individual’”, agregó.

    A juicio de Schwaiger, sectores estratégicos es el punto más importante de tratar de los que surgieron dudas. Refirió que son las condiciones en las cuales una inversión en un sector estratégico está abierto a la inversión extranjera.

    Miriam García Ferrer, consejera comercial de la delegación de la Unión Europea (UE) para Colombia y Ecuador, dijo vía telefónica desde Bogotá que una vez que ese bloque tiene un acuerdo negociado con Colombia y uno –vigente– con Perú, se abre la posibilidad de que países de la región andina puedan adherirse. “Lo que pasaría entonces, una vez que Ecuador manifieste su voluntad, es que ya se podría empezar a negociar y ya tendríamos una base… y luego habría que discutir las sensibilidades particulares, pero ya habría mucho trabajo hecho”, añadió.

    Pero Juan Francisco Ballén, viceministro de Industrias, precisó que Ecuador no quiere adherirse sino que busca un formato diferente, así como precisiones que particularicen su propio acuerdo.

    García Ferrer mencionó que así como con Colombia y Perú, se respetarán las asimetrías con Ecuador. Mencionó que para productos industrializados la UE liberalizó desde el primer día, mientras que para Colombia es gradual, lo que permite que la otra parte adapte ese proceso a su sistema productivo.

    “Es muy interesante que podamos establecer este marco que no solamente regula al comercio sino que tiene todo tipo de disposiciones, desarrollo sostenible, derechos humanos, protección de las inversiones, compras públicas, apoyo a pequeñas y medianas empresas, que es un marco más estable de lo que ha existido hasta ahora”, señaló García Ferrer.

    Roberto Betancourt es el jefe negociador (e) para un posible acuerdo con la UE, tras la salida de Mentor Villagómez, quien fue nombrado el 24 de enero como embajador en la India.

     

    El Universo / Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -