close

El Comercio: Poco control para movilizar químicos

no thumb

En 15 días estará listo el informe pericial del accidente de tránsito ocurrido este miércoles en la av. Simón Bolívar: tres personas (el conductor y dos acompañantes) murieron.

Agentes del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) de la Policía Nacional explicaron que la indagación técnica requiere de este tiempo para recoger los indicios, pruebas y testimonios para definir las causas.

La hipótesis principal de la investigación se centra en la pérdida de pista, estrellamiento y volcamiento del camión. Aún no se establece la velocidad a la que viajaba el automotor. Aunque se estima que superaba el límite de 70 km/h. Pero este tema va más allá de este accidente.

Esteban Cárdenas, asesor técnico del Cuerpo de Bomberos de Quito, señaló que no existe una entidad (organismo) que regule el ingreso o salida de elementos químicos en el Distrito. Por ejemplo, en el Cuerpo de Bomberos, las empresas que van a trasladar materiales peligrosos deben pedir el permiso para transportarlos. Sin embargo, Cárdenas aseguró que muy pocos lo hacen.

“En realidad, casi nadie”, expresó. Carlos Páez, secretario de Movilidad del Municipio de Quito, dijo que el control de estos cargamentos lo debe ejecutar el servicio de Tránsito de la Policía Nacional.

Esta acción no necesita de una norma, pues está dentro de las competencias diarias de los uniformados. Además, para ello se basan en la Ley contra incendios y en la Ordenanza municipal 147. En ambas se establece el control a escala nacional y dentro del Distrito. De hecho, los policías consultados señalan que, un primer filtro, está en el sector de La Remonta, sur de Quito. Pero no hay otro de similares características en el norte ni en la parte oriental del Distrito.

En lo que va del año no hay reportes de sanciones emitidas por este tipo de infracciones, relacionadas con cargas peligrosas. Cárdenas señala que hay una forma para que los policías verifiquen qué tipo de químicos se transporta en un determinado vehículo. Se trata de la hoja MSDS (hoja de datos de seguridad de materiales).

En esta se detalla el tipo de sustancia que se transporta, dónde y a qué hora se hizo el embarque, hacia dónde va, la ruta, la empresa a la que pertenece y la persona que se hace responsable. Además del documento, los vehículos que transportan combustibles, líquidos o derivados químicos deben llevar en la parte trasera un código, el cual va dibujado como si fuese otra placa.

Este es uno de los primeros indicios que tienen los organismos de socorro para actuar frente a una emergencia. El camión accidentado, placas POP-468, sí lo tenía. De allí que desde el inicio de la atención de la emergencia, los bomberos supieron que contenía polietilenglicol, inflamable de grado tres. Para hacerlo se usan colores, los cuales señalan el tipo de riesgo. Por ejemplo, si lleva productos inflamables el color es rojo, si afecta a la salud es azul, blanca si es tóxico y amarillo si se trata de oxígeno. A esto se les agrega la numeración, con lo cual se establece su nivel. Estas normas son internacionales.

Cárdenas señaló que todo carro que transporta un material combustible necesita un permiso de circulación, cualquiera que sea su grado de flamabilidad. En el país esta disposición está prevista en la Ley contra incendios. Alonso Moreno, presidente de la Comisión de Ambiente del Municipio, señaló que “este tipo de siniestros nos dan la pauta para crear un proyecto de Ordenanza más puntual, destinado para vehículos pesados y para aquellos que transportan químicos”.

En el Distrito, según Moreno, se mantiene la restricción horaria para la circulación de los vehículos de carga, pueden circular desde las 21:00 hasta las 07:00. Esto estaría a punto de cambiar, cuando el Municipio asuma las competencias del tránsito en la ciudad.

 

El Comercio / Confirmado.net

A %d blogueros les gusta esto: