80 trabajadores de la Compañía Harbin Electric International fueron despedidos tras paralización de actividades

    Al menos 80 trabajadores orenses de la Compañía Harbin Electric International, que habrían sido despedidos tras realizar una paralización de actividades del proyecto hidroeléctrico Minas-San Francisco, del sitio Sarayunga, cantón Pucará, provincia del Azuay, piden ser reincorporados y bien remunerados.

    Según los operarios no se les reconoce un buen salario ni las horas extras. Sumado a esto se ha extendido a 22 días la jornada laboral, 8 días de descanso y los sueldos han bajado significativamente.

    Ante ello el pasado martes se desarrolló una comparecencia judicial con el director Regional de Trabajo y Servicio Público de Cuenca, Juan Carlos Almeida Pozo, los representantes de los obreros; el Jefe del departamento Contable, Yen Hui, Recursos Humanos, Fu Wen y sus abogados, donde surgieron algunos cuestionamientos.

    “Hubo un acuerdo donde los trabajadores también se comprometieron a no paralizar sus actividades (…)”, mencionó en la audiencia Xavier Quezada, uno de los abogados de la Compañía Harbin Electric.

    Debido a esa preocupación, una comitiva de trabajadores se reunió ayer con el Prefecto de El Oro, Montgomery Sánchez, para solicitarle su intervención en la problemática.

    “Nos tenían que reintegrar a nuestros puestos en 48 horas pero, no nos recibieron. Por ello, pedimos a las autoridades que tomen consideración de lo que están haciendo los chinos con nuestros derechos”, exclamó Leonardo Prado Quintuña, operador de equipo pesado y Secretario de la Defensa Jurídica.

    Confirmado.net/Opinión

     

    - Publicidad Bottom Ad -