El Telégrafo: Patrulla de búsqueda inicia el rastreo de taromenanes muertos

    Dentro del plan de medidas cautelares y de lo que estipula la Constitución, el Decreto Ejecutivo 503 y los tratados internacionales, hoy iniciaría la expedición terrestre para ubicar en la selva de Orellana el sitio y las posibles víctimas del enfrentamiento entre waoranis y miembros del pueblo en aislamiento voluntario de los taromenanes, supuestamente registrado el 29 de marzo.

    Así lo informó el Ministerio del Interior el fin de semana en su cuenta Twitter.

    Al menos tres días tomaría la expedición terrestre, indicó el viernes pasado la viceministra de Justicia, Carmen Simone.

    La realización de la expedición dependía de lo que piensen y decidan los líderes de Yarentaro, del clima, del aporte de las comunidades que conocen la zona selvática y del sitio hacia dónde se dirija, ya que “puede haber caminatas de hasta 5 días”, señaló una fuente ministerial a este diario.

    Añadió que justamente para finiquitar detalles de la expedición, ayer se reunieron en Orellana los delegados de los ministerios de Justicia, del Interior y Salud, del Plan de Medidas Cautelares, Fiscalía, Policía, Fuerzas Armadas y de la Gobernación de Orellana.

    El objetivo de la patrulla de búsqueda será confirmar o desvirtuar la versión del presidente de la Nacionalidad Waorani del Ecuador (Nawe), Cawetipe Yeti, quien el viernes pasado, sin haber localizado aún el posible lugar del enfrentamiento, indicó a la prensa privada que hay 30 taromenanis muertos, entre niños, adolescentes, adultos y ancianos.

    Yeti dijo que se basó en lo que le contaron el jueves pasado en la comunidad de Yarentaro, ubicada en una zona selvática del cantón Aguarico (Orellana), hasta donde viajaron para conversar con los waoranis que habrían participado del ataque.

    Sin embargo, ese dato no coincidía con lo dicho por el vicepresidente de la misma Nawe, Guilberto Nenquimo, quien en base a versión de otros indígenas que habrían sido parte del ataque, informó que son “tres chozas quemadas y 10 taromenanis muertos”.

    Niñas están integradas

    El Telégrafo conoció ayer que las niñas taromenanis, de 4 y 6 años, que fueron rescatadas tras el enfrentamiento entre etnias enemigas el 29 de marzo pasado, ya están integradas a actividades familiares y educativas. Además, que se encuentran bien de salud gracias a las vacunas que recibieron el lunes 1 de abril.

    La niña de 6 años, por ejemplo, desde el miércoles 3 de abril acude a la escuela de Yarentaro, donde juega con waoranis de su edad que hablan el mismo idioma (waoterero).

    En cambio, la pequeña de 4 años permanece en la casa con familiares de Orengo, nieto de Ompure y Buganey, ancianos asesinados supuestamente por indígenas taromenanis el 5 de marzo pasado, cuyo hecho motivó la venganza de los waoranis.

    Los atacantes de Ompure serían taromenanis de los grupos no contactados o en aislamiento voluntario de Cuchiyaku o de Nashiño, quienes viven en la selva cerca a la frontera con Perú.

     

    El Telégrafo/ Confirmado.net

    - Publicidad Bottom Ad -