close

El Telégrafo: ¿Cordero, Rivadeneira, Aguiñaga y Carvajal, las opciones de PAIS?

no thumb

En la bancada de PAIS aún no se discute quién será el presidente de la Asamblea que se posesionará en mayo próximo, aunque todos los asambleístas tienen claro que “la decisión final la toma el Presidente de la República y el buró nacional de PAIS”. Añadieron que el Mandatario “no ha dado a conocer -hasta el momento- ningún nombre” y que “ni siquiera se ha pronunciado sobre ese tema”.

Sin embargo, en la bancada ya surgen candidatos para ejercer la titularidad de la Asamblea, aunque las discusiones aún se efectúan a nivel de “pasillos”. Y no solo es la presidencia, pues desde el 14 de mayo, cuando se posesionarán los nuevos parlamentarios, también se seleccionará a los integrantes de las comisiones legislativas y del Consejo de la Administración Legislativa (CAL).

De los actuales 54 asambleístas de PAIS, 33 han sido reelectos. A este grupo se sumarían 65 nuevos compañeros. Los legisladores que permanecen en la Asamblea consideran que las nuevas figuras buscarán espacios en el CAL o en las mesas legislativas. Por ejemplo, la virtual asambleísta nacional electa, Marcela Aguiñaga, podría acceder a una de las siete sillas del Consejo, en donde se cedería un lugar para la oposición. La ex ministra de Ambiente es la tercera más votada del país al obtener 3’125.763 de votos. En el CAL, al menos un puesto se cedería a la oposición.

Sobre la titularidad hay varias posturas. Hay un grupo que considera que la nueva presidencia debe estar en manos de una mujer y allí suenan dos nombres: Gabriela Rivadeneira, quien es la primera asambleísta nacional que ganó con 3’496.756 votos; y Rosana Alvarado, quien obtuvo su reelección por Azuay con 192.203 sufragios.

Hay sectores, en cambio, que apoyan la reelección de Cordero, quien fue el segundo candidato más votado por PAIS (3’222.767). Sus compañeros destacan su gestión en los últimos cuatro años al ser “un intermediario entre la oposición”.

Para este sector, lo lógico sería que Cordero siga al frente por dos años más; cuando se renueve la directiva, se ceda un lugar a los nuevos legisladores, cuando ellos ya hayan logrado asentarse en sus puestos.

Hay otros, en cambio, que apostarían por el ex ministro de Defensa Miguel Carvajal, para presidir el Legislativo. Él alcanzó 3’060.028 de votos en las pasadas elecciones.

La vicepresidencia de la Asamblea también podría abrir el debate, pues Juan Carlos Cassinelli buscaría una reelección, pero algunos sectores habrían propuesto también a Virgilio Hernández, Rivadeneira y Alvarado, para que ocupen estos lugares, si es que estas dos últimas no llegan a la presidencia. En cuanto a las mesas legislativas, los actuales titulares de esos suborganismos quieren mantener su cargo.

Aunque algunos grupos consideran que la Comisión de Justicia, que actualmente preside Mauro Andino, podría cambiar de mando para que él vaya al CAL.

Rosana Alvarado consideró que la gestión de Cordero fue positiva porque logró renovar la institución y puso un compromiso legislativo. Dijo que no hay precandidaturas en principio, “todos podrían acceder” y aspira a que prime el criterio de que “ahora le toca a una mujer, más allá de los nombres”, y que ojalá sea posible conseguirlo”. Para ella, el criterio de renovación es importante, sin desconocer la experiencia, la militancia de Fernando Cordero.

Paola Pabón adelantó que el CAL y las mesas legislativas deberán estar conformados bajo los parámetros de equidad de género. “Somos la Asamblea con mayor participación de mujeres, tendremos un 38,6%, que son 52 asambleístas”.

Virgilio Hernández cree que Cordero marcó un antes y un después de la vida parlamentaria, sin una mayoría absoluta y una oposición beligerante.

Y es que el nuevo presidente de la Asamblea ya no tendrá que sufrir interminables conversaciones para sacar leyes que el Ejecutivo considera prioritarias, gracias a la amplia mayoría de PAIS.

 

El Telégrafo / Confirmado.net

A %d blogueros les gusta esto: