close

El Ciudadano: Rafael Correa,“¡Tenemos Papa latinoamericano! ¡Que viva Francisco!

no thumb

Ante la designación de Jorge Mario Bergoglio como el nuevo Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, el Presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, expresó su beneplácito por esa nominación, en su cuenta de Twitter @MashiRafael.

¡Tenemos Papa latinoamericano! ¡Vivimos momentos históricos sin precedentes! ¡Que viva Francisco I!”, fueron las expresiones del Mandatario ecuatoriano ante el nombramiento del cardenal bonaerense Bergoglio, como el nuevo Papa, encargado de liderar el Vaticano y la devoción mundial en torno a los postulados de la paz y la integración.

Para el Jefe de Estado, es un momento histórico sin precedentes, seguramente porque América Latina en conjunto, toda la Patria Grande de nuestros libertadores, ahora está en los primeros sitiales dentro de la opinión pública mundial.

Además del plano espiritual, América Latina lidera políticas macroeconómicas de primer orden que buscan interiorizas la supremacía del ser humano sobre el gran capital. Los gobiernos progresistas de la región también han camino hacia la integración soberana, a través de la creación de organismos supranacionales como Unasur, Celac o el Alba.

Argentina, quien ahora se enorgullece de ser la cuna del Papa Francisco I, también podría ser la nueva sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, con lo cual se establecería una redención histórica a los pueblos oprimidos de la región y se cumpliría a carta cabal el Pacto de San José.

El Papa Francisco I, de 77 años y jesuita, inició su primer discurso orando por Benedicto XVI. “Empezamos juntos este camino obispo y pueblo, este es un camino de confianza y hermandad, pidamos por nosotros y por todo el mundo siempre para que haya hermandad”, señaló.

“Que este camino que hoy empezamos sea fecundo. Les pido que recen para que Dios me bendiga e ilumine mi camino”, añadió. El Papa Francisco I bendijo al pueblo y finalizó la ceremonia.

Esta tarde, a las 13:10 de Ecuador, apareció la tercera fumata en El Vaticano. Esta vez, el humo trajo buenas noticias para el mundo católico: Humo Blanco salió de la chimenea y de inmediato la muchedumbre supo que se ha elegido a un nuevo Papa luego de ocho años y la renuncia de Benedicto XVI.

 

El Ciudadano / Confirmado.net

A %d blogueros les gusta esto: