close

Expreso: Más de 800 familias afectadas por lluvias

En la parroquia Posorja, perteneciente al cantón Guayaquil (provincia de Guayas), la comunidad alertó sobre el desbordamiento de un brazo del estero Salado, que inundó 10 casas.
Personal policial del Distrito Progreso se trasladó desde las 04:30 de ayer hasta los barrios La Fortuna y El Arbolito, del mencionado sector y tras verificar la novedad pidió la ayuda del GIR y el GOE. En lanchas fueron evacuadas cerca de 30 personas, entre ellas tres familias que estaban atrapadas en sus viviendas, donde el agua alcanzaba entre 3 y 4 metros de profundidad. Los damnificados buscaron albergue en hogares de familiares y amigos.

En Manta, provincia de Manabí, hubo más afectados. Cinco familias fueron reubicadas la tarde del martes, luego que los fuertes aguaceros deterioraran sus viviendas. El hecho ocurrió en el Callejón de Bellavista del barrio 4 de Noviembre, de la parroquia Tarqui.

Los damnificados fueron llevados a albergues municipales. Uno de los afectados por la temporada invernal es Ignacio Pivaque, de 43 años. El hombre recordó que el martes en la mañana caía una fuerte lluvia sobre Manta. A las 09:00 él salió de su casa con su esposa, María Ponce, y uno de sus hijos, rumbo al centro de la ciudad. Una hora después le avisaron que parte de la vivienda se había derrumbado debido a un deslizamiento de tierra.

“Nos salvamos de milagro. Si nos hubiéramos quedado en la casa, podíamos haber muerto aplastados. Salimos por nuestro negocio”, relató mientras recorría su hogar. “En esta casa vivimos cerca de 20 años”.

María Pivaque Campo está asustada, pues parte de su vivienda de construcción mixta sufrió un hundimiento y las paredes se están cuarteando. Ella también figura en la lista de personas que son reubicadas.

Personal de la Sala Situacional del Municipio, Miduvi y Subsecretaría de Gestión de Riesgos evalúa los daños ocasionados por los aguaceros en varias zonas de Manta. Sobre el sector Callejón de Bellavista, el coronel Sofonías Rezavala, jefe del Cuerpo de Bomberos, señaló que esa zona está en constantes riesgo, pues el terreno es arcilloso y las filtraciones por las lluvias han creado canales ocultos bajo las casas.

Hasta el momento han sido reubicadas 24 personas en el puerto manabita.

En la provincia de Santa Elena también sigue la emergencia por las lluvias. Tras un sobrevuelo realizado ayer por las zonas afectadas, las autoridades constataron que en la parroquia Manglaralto hay 16 sectores aislados por la creciente del río Ayampe.

En la parroquia Julio Moreno son 6 las zonas que sufren inundaciones y en la parroquia Colonche son 19 los sitios afectados. Hasta el momento son 807 familias perjudicadas.

El gobernador Paúl Solo dijo que se entregarán raciones alimenticias, vituallas y agua potable a los damnificados. Dos equipos de ayuda inmediata llegarán a estos sitios. El primero se trasladará en vehículos hasta donde se puede llegar por tierra. El segundo visitará las zonas más aisladas con la ayuda de un helicóptero de la FAE.

En las zonas urbanas, la ciudad de Santa Elena tiene 7 barrios afectados, en La Libertad son 12 y en Salinas, 6.

La tarde de ayer se reportaron lluvias fuertes en el sur de la Península. En la comuna La Frutilla de la parroquia Julio Moreno, vía telefónica, los moradores pidieron ayuda ante la crecida del río que los dejó atrapados.

Expreso / Confirmado.net